¿Baja la temperatura corporal después de hacer ejercicio?

Cuando haces ejercicio, las células musculares necesitan movilizar rápidamente grandes cantidades de glucosa para proporcionar energía. Sin embargo, sólo una cuarta parte de esa energía es realmente convertida en movimiento, el resto se pierde en forma de calor. Tu cuerpo utiliza una variedad de mecanismos para deshacerse de este exceso de calor, pero la temperatura del cuerpo puede seguir aumentando ligeramente durante el ejercicio prolongado y bajar un poco después.

Durante el ejercicio

Mientras ejercitas, los vasos sanguíneos cerca de la superficie de tu piel se dilatan y las glándulas de tu piel generan sudor para ayudar a enfriarte. A pesar de estas medidas, sin embargo, la temperatura de tu cuerpo puede seguir aumentando un par de grados Celsius, antes de que la tasa de calor perdida se iguale a la tasa de calor ganada del metabolismo. De vez en cuando, la temperatura central durante el ejercicio puede aumentar tanto como 40 °C ó 104 °F, aunque esto es más inusual.

Después del ejercicio

Después de terminar el ejercicio, la tasa a la que el cuerpo produce calor disminuye, mientras que los mecanismos que utilizas para disipar el calor siguen funcionando hasta que tu temperatura central vuelve a su nivel normal. Sin embargo, tu temperatura central no desciende por debajo de los niveles normales, a menos que haya otra condición de salud involucrada. Las temperaturas centrales en reposo normal pueden variar entre 97,7 y 99,5 °F (36,5 C y 37,5C). Puede llevar un poco de tiempo, antes de que la temperatura elevada durante el ejercicio vuelva a la normalidad.

Medidas

Un artículo de 2008 de la revista "Annals of the Academy of Medicine, Singapore", describe un experimento que muestra cómo cambia la temperatura del cuerpo durante y después del ejercicio. Diez reclutas masculinos de Singapore Armed Forces, marcharon siete millas y media llevando una carga pesada, deteniéndose dos veces durante este período para descansar. La temperatura central media de los reclutas aumentó de 99,5° al comienzo de la marcha, a un poco más de 101° en el primer período de descanso, y luego volvió a bajar alrededor de 100°F. Cuando retomaron la marcha, su temperatura media se elevó a 102°, antes de bajar nuevamente por debajo de los 101° en el segundo período de descanso.

Consideraciones

La velocidad a la que la temperatura baja después del ejercicio, puede depender de la temperatura ambiente y otras condiciones. Por ejemplo, es mucho más fácil para tu cuerpo perder calor, si estás ejercitando en pleno invierno en Dakota del Norte, que si estás en pleno verano en Texas. También es importante que te asegures de tomar suficiente agua. Debido a que tu cuerpo secreta sudor como una manera de refrescarse, puedes potencialmente deshidratarte si pierdes demasiado líquido.

Más galerías de fotos



Escrito por john brennan | Traducido por maría echenique