Cómo bajar tu temperatura corporal

Aunque el número varía de persona a persona, la temperatura del cuerpo humano por lo general está alrededor de 98,6 grados Fahrenheit. Debido a los diversos procesos corporales, tu temperatura interna aumenta cuando tienes fiebre, cuando te expones al calor y durante el ejercicio. El sudor es una función de sistema de enfriamiento de tu cuerpo, pero cuando éste no baja lo suficiente la temperatura del cuerpo, estás en riesgo de agotamiento por calor y golpe de calor, los cuales pueden causar náuseas, letargo e incluso pérdida del conocimiento. Conoce cómo enfriar tu cuerpo rápidamente para evitar los peligros de la actividad al aire libre y el ejercicio extenuante en condiciones de calor.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Encuentra la sombra o el aire acondicionado interior para refrescarte. El sobrecalentamiento es a menudo el resultado del ejercicio en temperaturas superiores a 90 grados Fahrenheit. Si presentas algunos de los síntomas del recalentamiento, el agotamiento por calor o golpe de calor (incluyendo fatiga, dolor de cabeza, letargo, náuseas o mareos), es el momento de salir del sol para ayudar a que tu cuerpo se enfríe.

  2. Bebe agua para rehidratar el cuerpo. El golpe de calor ocurre cuando tu cuerpo ha perdido demasiada agua y ya no puede enfriarse por sí mismo y se produce cuando el sudor deja de funcionar para enfriar tu cuerpo. Al beber de 7 a 10 oz de agua cada 10 a 20 minutos de ejercicio o al estar afuera en el calor extremo, ayudas a bajar tu temperatura corporal. Si observas signos de agotamiento por el calor, tomar agua ayuda a enfriar la temperatura del cuerpo de forma rápida y segura.

  3. Elimina cualquier exceso de ropa. Esta actúa como un aislante de calor del cuerpo, incluso si está destinada para hacer ejercicio o para jugar al aire libre. Si la temperatura de tu cuerpo es demasiado alta y experimentas signos de problemas de calor, encuentra un lugar donde puedas eliminar el exceso de tejido y permitir que tu piel y, posteriormente, tu temperatura corporal se enfríe.

  4. Aplica compresas de hielo en la ingle y las axilas, dos áreas del cuerpo que emiten excesivo sudor para enfriar el cuerpo. Estos puntos calientes son a menudo indicativos de la temperatura de tu cuerpo, de modo que refrescarlos tiene un efecto similar sobre la temperatura general del cuerpo. Las verduras congeladas, las botellas de agua fría y las bolsas de hielo también funcionan en un apuro.

  5. Sumerge tu cuerpo en agua tibia a fría, si es posible. El agua fría ayuda a bajar la temperatura en tu cuerpo, pero si empiezas a temblar incontrolablemente, sal. El uso de agua demasiado fría puede poner tu cuerpo en estado de shock, lo que resulta en convulsiones.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por maría j. caballero