El tempeh y el estrógeno

El tempeh es un producto de soja altamente nutritivo, popular en Indonesia y muchos lugares de Asia. A diferencia del tofu el tempeh es fermentado, lo que permite que la digestión de sus proteínas sea más fácil y reduce el efecto dañino de su ácido fítico. Al igual que todos los producto de soja el tempeh contiene hormonas vegetales conocidas como fitoestrógenos, específicamente llamadas isoflavonas. Las isoflavonas son capaces de imitar algunos efectos del estrógeno en tu cuerpo. Por lo tanto comer tempeh puede ser benéfico para los síntomas de la menopausia, pero las mujeres que han sido diagnosticadas con cáncer de mama con receptores positivos de estrógeno deben tener cuidado con su consumo de soja. Consulta con tu doctor los pros y contras de añadir tempeh a tu dieta.

Tempeh

El tempeh se fabrica cociendo y descascarillando los granos de soja y después inoculándolos con un agente de cultivo e incubando el producto durante la noche hasta que se forma una torta sólida. El tempeh tiene un sabor a nuez distintivo y una textura similar al turrón, y se está volviendo cada vez más popular en los Estados Unidos. El tempeh es una excelente fuente de proteína que se vuelve más digerible debido a que el proceso de fermentación convierte una parte de dicha proteína en aminoácidos, evitando que tu sistema digestivo tenga que realizar esta tarea. El proceso de fermentación también neutraliza el fitato de los granos de soja. El ácido fítico limita la absorción de minerales de tu organismo.

Fitoestrógenos

Todos los alimentos de soja son ricos en isoflavonas, que se clasifican como fitoestrógenos. La isoflavona más poderosa del tempeh es la genisteína, cuya estructura es similar al estrógeno humano pero en una forma más débil. La genisteína es específica para cada tejido, lo que significa que trabaja diferente en distintas partes de tu cuerpo. Los efectos de la genisteína también dependen de otros factores como el número de receptores de estrógeno y la cantidad de estrógeno humano que esté compitiendo en tu flujo sanguíneo. Sin embargo la genisteína es más débil que el estrógeno natural y se cree que solamente bloquea al estrógeno humano de sus sitios receptores sin ejercer un efecto estrogénico fuerte por sí sola, de acuerdo a la “American Cancer Society Complete Guide to Nutrition for Cancer Survivors”.

El estrógeno y el cáncer de mama

Se ha establecido bien que los niveles elevados de estrógeno desencadenan la reproducción de las células mamarias, lo que en niveles altos puede estimular, acelerar o posiblemente incluso causar cáncer de mama. Sin embargo las investigaciones que intentan esclarecer el papel que juegan los fitoestrógenos en el desarrollo del cáncer de mama tienen resultados mixtos y a menudo contradictorios. Por ejemplo, existen estudios que reportan que la genisteína estimula el crecimiento de las células de cáncer de mama con receptores positivos de estrógeno bajo condiciones de laboratorio, al igual que el estrógeno humano. Por otro lado, un estudio fue publicado en una edición de “Breast Cancer Research and Treatment” del 2009 en el que se llegó a la conclusión de que las mujeres estadounidenses que reciben isoflavonas pueden reducir los riesgos de recurrencia de cáncer de mama, especialmente si se les administra el medicamento conocido como tamoxifeno. Este descubrimiento ocasionó que el National Cancer Institute declarara que las isoflavonas muestran actividades ligeramente similares a las del estrógeno que pueden regular el equilibrio hormonal y reducir el riesgo de sufrir de cáncer de mama.

Recomendaciones

El tempeh es un alimento sabroso y nutritivo que ofrece muchos beneficios para la salud, pero su capacidad de imitar al estrógeno puede ser motivo de preocupación para algunas mujeres. Si eres una mujer postmenopáusica y nunca has tenido cáncer de mama, entonces la genisteína en el tempeh puede ayudarte a reducir los síntomas de la menopausia sin muchos riesgos. Si eres una mujer premenopáusica con un historial personal de cáncer de mama con receptores positivos de estrógeno, o si es una tendencia fuerte en tu familia, debes tener cuidado con tu consumo de soja. Las investigaciones de los efectos que tienen los fitoestrógenos en el cáncer humano han sido meramente observacionales y los estudios futuros necesitan estudiar a detalle la biología bioquímica y celular para comprender mejor los beneficios o riesgos verdaderos. Consulta con tu doctor si no sabes el impacto que los productos de soja como el tempeh pueden tener en tu salud.

Más galerías de fotos



Escrito por sirah dubois | Traducido por juliana star