¿A qué le temen los adolescentes?

El miedo es una parte normal del crecimiento. En moderación, el miedo puede ser saludable porque propicia el crecimiento personal y ayuda a los niños a decidir sus creencias. La mayoría de los miedos adolescentes cesan por si mismos y no causan problemas que perduran. El miedo excesivo, sin embargo, puede convertirse en una fobia restrictiva, llevando a quienes la tienen a experimentar dolor al tener contacto con el objeto o circunstancia temidas. Si crees que tu adolescente esta sufriendo de una fobia, contacta a un profesional de la salud para pedir su consejo.

Uno mismo

Los años de la adolescencia son un tiempo de crecimiento y cambios dramáticos. Muchos miedos comunes en los adolescentes tienen que ver son el sentido de si mismos. Se preocupan por su apariencia, su personalidad, sus calificaciones y sus posibilidades de carrera profesional. Observa a tus hijos para asegurarte de que no desarrollen tendencias obsesivas o muestren signos de aversión a si mismos, y motívalos en sus intentos de crear su propia identidad.

Familia

Aunque los miedos que se relacionan con la familia normalmente aumentan en los años pre adolescentes, muchos adolescentes continúan preocupándose a cerca de sus padres y otros familiares. Pueden temer un divorcio, enfermedades, accidentes y otras circunstancias que podrían impulsarlos a la vida adulta prematuramente. Los años adolescentes pueden estar llenos de lucha, algunos adolescentes temen perder el amor de sus padres mientras pelean para establecerse como adultos jóvenes. Mantente abierto y apóyalos, aliéntalos a decir lo que piensan. Establece rituales de contacto entre tu adolescente y tu para saber cómo está y asegurarte de que ambos están a salvo, teniendo a la vez una cantidad de sana libertad.

Amigos

Muchos de los miedos de los adolescentes se suscitan en el proceso de pertenecer. Algunos se preocupan porque no son los suficientemente interesantes, listos, atléticos o guapos para sus compañeros. Algunos temen la presión de sus amigos para hacer algo cuestionable. A muchos les da miedo crecer y separarse de sus amigos, especialmente cuando se acerca la graduación de la preparatoria. La vida romántica también es parte de la ansiedad ya que los niños y niñas aprenden a convivir de una manera diferente. Asegúrate de darle a tu adolescente un espacio seguro para hablar de sus sentimientos sin ser juzgado. Dales consejos cuando te los pidan pero evita que parezca que los diriges o les demandas algo.

El mundo se amplia

Muchos adolescentes desarrollan un fuerte sentido de justicia y se involucran en problemáticas globales. Conforme aprenden lo complejos y difíciles que son estos problemas, algunos adolescentes desarrollan preocupaciones y miedos nuevos. Tu adolescente puede obsesionarse con la guerra, las pandemias, el desempleo, la injusticia social y otros problemas serios. Discute las causas que apoyan tus adolescentes abiertamente, y ayúdalos a canalizar sus miedos sanamente. Poner a tu adolescente en contacto con grupos que apoyen sus causas le dará nuevas perspectivas e ideas que pueden calmar sus miedos.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa fritscher | Traducido por mariana groning