Temas para la cena para padres cristianos

Encontrar el tiempo para sentarse juntos a comer es a menudo un desafío para las familias ocupadas. Sin embargo, la hora de la cena es importante porque puede ser algo más que un momento de compartir los alimentos. Es el momento perfecto para que los miembros de la familia puedan compartir lo que está pasando en sus vidas. Con un poco de creatividad, también es un momento excelente para edificar la fe de tu familia introduciendo temas devocionales en la cena.

Una pregunta

Pregúntale a todos en la mesa, "Si pudieras hacerle a Dios una pregunta, ¿qué le preguntarías?" Permite que cada miembro de la familia comparta su pregunta y di lo que piensas que podría ser la respuesta. Prepárate para preguntas que van desde cosas serias, como "¿Por qué Dios permite que las cosas malas le sucedan a la gente buena?" a tontas: "¿Por qué no mejor hiciste el pasto rosa?" Como una alternativa, lee una historia de la Biblia y pregúntale a todos que si pudieran hacerle una pregunta a uno de los personajes de la historia cuál sería esa pregunta. Luego habla sobre cómo crees que los personajes podrían responder.

Orígenes de la comida

Pregúntale a tus hijos de donde viene cada plato o ingrediente que están comiendo. En la mayoría de los casos, los niños darán una respuesta bastante simple, como "de la tienda." Cualquiera que sea la respuesta que den, profundiza más preguntándoles cómo es que el alimento llego allí. Haz la ruta de la comida desde la despensa a la tienda y después a la fábrica, luego a la granja y de allí a la semilla. La idea es conseguir que los niños lleguen a la conclusión-- con un poco de ayuda, si es necesaria-- de que toda nuestra comida en última instancia proviene de Dios.

Cualidades divinas

Lee la Carta a los Gálatas capítulo cinco, versículos del 22 al 25, que habla de los frutos del Espíritu. Pídele a cada miembro de la familia elegir un "fruto" como: amor, gozo, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y dominio de sí mismo; y que indiquen cuáles mostraron hacia otros ese día y cómo lo hicieron. Prosigue con esto preguntándoles qué frutos podrían mejorar y cómo van a trabajar en ellos. Alternativamente, se puede iniciar una discusión con más de un sentido al hablar de los aspectos del amor que se encuentra en la Primera Carta a los Corintios en el capítulo 13; de la lista de cosas para añadir a nuestra fe que se encuentra en la segunda Carta de Pedro en el capítulo uno, versículos del cinco al siete; o de otros versículos de la Biblia que contienen listas de cualidades por las que debemos luchar.

Devocionales publicados

Los padres cristianos a menudo encuentran útil usar uno de los muchos devocionales publicados para ayudar a dirigir las conversaciones a la hora de la comida. Puedes utilizar un devocional orientado específicamente hacia las devociones de la cena, así como los que se centran en las "devociones familiares para la hora de la comida", o algo tradicional como: "Our Dalily Bread" (nuestro pan de cada día), o de Oswald Chambers "My Utmost for His Highest" (En pos de lo supremo). Se puede utilizar cualquier devocional que ofrezca inspiración para tu familia. Busca un devocional que sea apropiado para la edad de tus hijos y esté orientado hacia lo que provocó la discusión.

Más galerías de fotos



Escrito por dell markey | Traducido por francisco roca