Cómo hacer una televisión y mueble a prueba de bebés

La Consumer Product Safety Commission de los Estados Unidos señala que, entre los años 2000 y 2011, 349 personas murieron a causa de muebles, electrodomésticos y televisiones que se cayeron, y el 84% de esas víctimas fueron niños menores de 9 años. Una televisión o un mueble para televisor son objetos que se pueden caer sobre los bebes, y el peso de estos objetos es suficiente para causar lesiones graves o incluso la muerte. Debes hacer de ambos a prueba de bebes para asegurar la seguridad de tu bebe cuando deambula por la casa.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Mueble para el televisor de base baja y con puertas de vidrio no traslúcidas
  • Cerraduras a prueba de niños
  • Set de tacos para la pared
  • Bridas para cables
  • Canaletas
  • Protectores de esquinas

Instrucciones

  1. Coloca la televisión en un mueble bajo diseñado específicamente para televisiones. No uses muebles como mesitas de noche, mesas o cómodas, ya que no están diseñados para distribuir de forma pareja el peso de un televisor y por lo tanto se puede volcar con mayor facilidad que un mueble para la televisión. Ubícala al fondo del mueble para prevenir aún más que se vuelque.

  2. Elige una mesa para televisores que tenga puertas de vidrio no traslúcido para poner reproductores de DVD, decodificadores y otros aparatos electrónicos que tengan luces o botones. Éstos atraen a los bebés y querrán tocarlos o presionarlos. El ponerlos en un gabinete en el que el bebé vea que están fuera de su alcance ayudará a disuadir algún intento de tocarlos. Cierra las puertas del mueble con cerraduras a prueba de niños.

  3. Sujeta la televisión y su mueble contra la pared usando tacos. Puedes comprar un set hecho especialmente para asegurar televisiones o muebles en la mayoría de las ferreterías. Lee las instrucciones cuidadosamente acerca de cómo usar los tacos porque pueden variar en cierta medida dependiendo del fabricante. Debes cerciorarte que pusiste los tacos en una de las tablas dentro de la pared para evitar que se caigan.

  4. Ata el cableado para que los niños no lo alcancen. Únelo usando bridas para cables, y luego colócalos dentro de una canaleta que recorra la extensión de la pared o del friso. Esto servirá para prevenir que los bebés se tienten con los cables, que no sólo son un peligro en sí, sino que también los atraen hacia el sector de la televisión.

  5. Pon protectores de esquinas en el mueble de la televisión. Cuando un bebé comienza a gatear y caminar, se le hace fácil caerse y golpearse con los bordes del mueble. Estos protectores están hechos de un material suave que ayudará a proteger al niño si se golpea con el mueble.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por mariajose mansilla