Tejido cicatrizal rojo que aparece luego de una infección cutánea

La formación de tejido cicatrizal es parte de la manera que tiene el cuerpo de ayudar a curar una infección cutánea. La coloración roja se llama eritema. La curación causa inflamación y el proceso de fabricación de nuevos vasos sanguíneos, llamado neovascularización. Parte de la inflamación y de los nuevos vasos sanguíneos no se cura con el tiempo o le lleva mucho tiempo hacerlo. Ciertos tratamientos con láseres pueden hacer desaparecer el tejido cicatrizal mucho más rápidamente y con mejores resultados.

Un grupo de láseres llamados láseres de coloración usan luz de 595 nanómetros para hallar y tratar la zona de la oxihemoglobina de las células rojas que hay dentro de los vasos. Apuntan selectivamente al color rojo. Con unas pocas sesiones de tratamiento, el color anormal puede transformarse en color piel saludable. Estos láseres son muy seguros y fueron diseñados para darle solución a las manchas de vino Oporto en los niños, una enfermedad que enrojece la piel y que puede subsistir hasta la adultez, y ahora se usan para deshacerse de cualquier tejido rojo no deseado. Se usan comúnmente para deshacerse de la rosácea, de los vasos

sanguíneos rotos e incluso de ciertas arañitas.

Los láseres le devuelven a la piel su color normal deshaciéndose de los vasos sanguíneos más pequeños, los cuales le dan un color rojo a la piel. Estos aparatos apunta a las zonas rojas y allí concentran energía hacia la piel. Las cosas que son rojas absorben esta longitud de onda y se pueden "borrar" de manera selectiva. El material luego es reabsorbido por el cuerpo. Nuestro cuerpo "se come" las células y tejidos no deseados y se deshace de ellos todo el tiempo. La energía del láser hace que estas células se "calienten" y se vuelvan un objeto de desecho para el cuerpo.

Cuanto más clara es la piel, más fácil es ver las zonas que se han vuelto de color rojo. La rosácea, por ejemplo, es una enfermedad cutánea que aumenta el enrojecimiento de la piel y es más común entre los individuos con tez blanca. De todos modos, incluso la piel oscura se vuelve roja luego de una infección cutánea. Esto se debe a que el enrojecimiento contribuye a la curación de las heridas. Nuestros cuerpos dirigen el flujo de sangre al área de la infección o el golpe y esto causa el enrojecimiento inicial. Si se vuelve excesivo y persistente luego de haberse curado la infección, es porque se trata de una parte del proceso de cicatrización, y esto puede tratarse.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. tanya kormeili, md, faad, dermatologist
Traducido por aurelius smith