Tecnología de calzado de baloncesto

La tecnología podría no ser lo primero que se tiene en cuenta cuando se mira el calzado de baloncesto, pero juega un papel esencial en la prevención de lesiones y mejora el rendimiento. En lugar de ver a los jugadores que apoyan sus zapatos favoritos, considera que la tecnología de los propios zapatos cuando compres tu siguiente par.

Propósito

El calzado de baloncesto ayuda a prevenir lesiones, en parte, mediante el apoyo de tobillo adecuado. El calzado alto ofrece el mejor soporte para el tobillo, haciendo que este también tiene encaje hasta la parte superior para ayudar a proporcionar un mejor ajuste. Para mayor protección, el sitio web Kids Health sugiere zapatos con suelas resistentes y antideslizantes.

Los avances en la tecnología

La tecnología ha cambiado el aspecto y la forma de la industria del calzado de baloncesto. Fabricantes de calzado como Nike han desarrollado calzado más ligero, pero más fuerte que proporciona apoyo y transpirabilidad. El calzado de baloncesto Nike Zoom Hyperfuse, por ejemplo, utiliza una combinación de cuero sintético, malla y película de TPU para mantener los pies frescos. La tecnología Hyperfuse del zapato ofrece un ajuste sin problemas debido a la costura mínima.

Resultados

El calzado de baloncesto ha evolucionado desde los primeros modelos Converse pesados, de un sólo color y altos a ligero calzado de deporte sintéticos en una variedad de estilos. La tecnología de acolchonado de suelas, amortiguación y mejoras de durabilidad permitieron a grandes empresas vender su calzado a precios más altos. Avales de estrellas de la NBA han empujado los precios de calzado aún más. El resultado es una industria competitiva ya que la nueva tecnología es muy valorada.

Más allá de Tecnología

A pesar de los avances tecnológicos, los zapatos de baloncesto todavía se desgastan con el tiempo. Como los zapatos se desgastan, el material se estira, colocando el tobillo y el pie en riesgo de lesión. Las suelas de los zapatos también pueden deformar o comprimir, poniendo más presión sobre los huesos y las articulaciones al aterrizar. Por esta razón, Michael Lowe, podólogo del equipo de Utah Jazz de la NBA, recomienda que los zapatos de baloncesto se deben cambiar una vez al mes durante la temporada. La American Academy of Podiatric Sports Medicine informa que muchos jugadores de la NBA reemplazan su calzado de baloncesto cada siete a 10 días.

Estilo

Los estilos de calzado de baloncesto cambian con frecuencia debido a las mejoras en los materiales, obligando a los fabricantes a ser diseñadores innovadores. Como resultado, unos zapatos contienen cremalleras laterales, correas de Velcro, los lados de apoyo extraíbles o diseños brillantes. También puedes tener la opción de diseñar tu propio calzado.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica delisa | Traducido por andrew steven reyes cortes