¿Qué técnicas se pueden utilizar para motivar a las personas en una clase de ejercicios?

Si piensas que todos los que participan de una clase de ejercicios siguen motivados a lo largo de sus sesiones de entrenamiento, puedes llevarte una sorpresa. La marca de un buen instructor de ejercicios consiste en proporcionar retroalimentación positiva y constante, preparar clases llenas de energía y planificar las clases futuras. Aprender estas tácticas de motivación puede ayudarte a lograr participantes motivados que se adhieran a tu programa a largo plazo.

Entusiasmo

Crear entusiasmo y energía de apoyo comienza con el instructor. Permanecer optimista durante una clase de ejercicios plantea muchos desafíos. Los instructores compiten con la música a alto volumen mientras siguen el ritmo de la misma. Si los participantes no logran escuchar tus señales de ejercicio, pueden frustrarse y no regresar. Los miembros del grupo observan cada movimiento de un instructor y se alimentan de su energía. Los líderes de la clase de ejercicios deben permanecer dinámicos durante toda la clase.

Hazlo ameno

Planear con anticipación tus clases de ejercicios es otra técnica para mantener los niveles de motivación altos. Los instructores son compensados ​​por crear clases con mucha energía. Enseñar constantemente la misma rutina genera aburrimiento en los participantes y drena la energía motivadora de tu clase. Tómate el tiempo para planificar nuevos movimientos para todo un mes, creando un programa. Mantener a los miembros de la clase adivinando los mantiene contentos de asistir a tu clase y los motiva a trabajar más duro.

Música

La selección de la música que utilizas durante tu clase de ejercicios desempeña un papel fundamental en la motivación de los participantes. Según el American Council on Exercise, las personas que escuchan la música durante los ejercicios se estimulan más y se olvidan de las molestias que puedan sentir. Elije canciones de mucha energía que correspondan a los ejercicios que usas.

Observaciones positivas

Periódicamente, proporciónales observaciones positivas a los miembros de la clase después del entrenamiento. Mencionar el progreso o la visible pérdida de peso motiva a una persona más de lo que imaginas. Menciona el duro trabajo de uno o dos miembros de la clase cada semana. Tener conversaciones mano a mano con los participantes te permite comprender sus retos personales, lo que puede ayudarte a dar sugerencias para su progreso.

Más galerías de fotos



Escrito por craig smith | Traducido por rafael ernesto díaz