Técnicas de tabla para nadar

No usar herramientas esenciales de natación como las tablas de nadar y las aletas puede impedirte alcanzar todos tus objetivos.

No usar herramientas esenciales de natación como las tablas de nadar y las aletas puede impedirte alcanzar todos tus objetivos.

Ir a la piscina para hacer ejercicio no significa dar vueltas tediosas de un lado a otro sin parar. Incluso si te gusta la natación, usar una tabla de nadar para cambiar tu entrenamiento y ofrecer variedad mantendrá tus músculos adivinando, desafiando a tu cuerpo a seguir mejorando. Para un entrenamiento de natación eficaz y divertido, toma una tabla de nadar y bucea con ella.

Uso básico de la tabla de nadar

El uso de una tabla de nadar durante la natación aislará las piernas, concentrando el esfuerzo en la parte inferior del cuerpo. Aislar las piernas ayuda a fortalecer tu movimiento de piernas y te permite practicar técnica de pataleo. Para practicar el aleteo, la mariposa o las brazas con pataleo, agarra el extremo cóncavo de la tabla de nadar con las dos manos y extiende los brazos sobre tu cabeza. Esto te permite practicar la respiración correcta al patalear al otro lado de la piscina. Para practicar el pataleo de espaldas, coloca la tabla contra tu pecho con el extremo cóncavo apuntando hacia tu cabeza. Pon tus brazos alrededor de la tabla como si la estuvieras abrazando y propúlsate a través por la piscina usando un pataleo de aleteo.

Uso no tradicional de la tabla de nadar

Para utilizar tu cuerpo como resistencia y para realizar un entrenamiento cardiovascular excelente, sostén la tabla de nadar verticalmente en el agua, a lo ancho a través de tu abdomen y ponto de frente al costado de la piscina. Extiende las piernas delante de tu cuerpo para que tu cuerpo haga una forma de L. Patalea con aleteo tan fuerte como puedas, manteniendo la forma de L en tu cuerpo, propulsándote a tí mismo hacia atrás a través de la piscina. Al llegar a la parte opuesta, descansa durante 30 segundos, luego repite el mismo movimiento para volver al lado opuesto, pero esta vez utiliza un pataleo de mariposa para propulsarte. Para utilizar la tabla de nadar como resistencia durante la natación, sostenla por su ancho, presiónala verticalmente en el agua con los brazos extendidos por encima de tu cabeza. Haza el pataleo de aleteo, el pataleo de mariposa o de pecho a través de la piscina, usando la resistencia de la tabla para aumentar la dificultad del movimiento.

Usar una tabla de nadar para ganar fuerza

El uso tradicional de la tabla de nadar te proporciona un recurso de flotación adicional, facilitando el movimiento. Sin embargo, al presionar la tabla de nadar a través del agua, su flotabilidad crea resistencia, lo que permite usarla como un dispositivo de entrenamiento de fuerza. Para trabajar toda la zona superior del cuerpo, sostiene la tabla verticalmente en el agua con las dos manos, con los brazos extendidos directamente en frente de tu cuerpo. Flexiona los codos y tira de la tabla de nadar por el agua directamente a tu pecho, apretando los omóplatos. Empuja la tabla de nuevo a la posición inicial y repite 12 a 15 veces. Para trabajar los hombros, coloca la tabla a lo ancho en frente de tu pecho, con la tabla flotando sobre la superficie. Coloca tus palmas sobre la parte superior de la tabla con los dedos apuntándose. Presiona hacia abajo en el agua, extendiendo los codos. Lentamente levanta la tabla hasta la superficie y repite el movimiento 12 a 15 veces.

Más galerías de fotos



Escrito por laura williams | Traducido por joaquín di toma