Técnicas de sprint para piernas cortas

Tradicionalmente, en las competiciones de sprint los premios han sido por lo general para los corredores con cuerpos pequeños. Históricamente se ha considerado que los velocistas altos tienen una desventaja, como lo informa Edward McClelland del Slate, cubriendo el éxito inusual del velocista Usain Bolt de 6' 5". Sin embargo, según lo indicado por el rendimiento de Bolt en los Juegos Olímpicos del 2008, corredores de varias alturas pueden tener éxito en este estilo de carrera. Si estás preocupado sobre la utilización de tu tipo de cuerpo para una mayor ventaja, consulta con un entrenador para una instrucción personalizada.

Altura y paso

En general, cuanto más alto eres, más largas tus piernas y más grande tu zancada. Como resultado, un velocista alto como el medallista olímpico jamaicano Usain Bolt, puede recorrer el evento de 100 yardas en 40 zancadas, mientras que los competidores más pequeños pueden requerir de 45 a 50. Sin embargo, el rendimiento más rápido en un evento de sprint no es simplemente cuestión de la longitud del paso, sino que depende tanto del número de pasos y la velocidad de cada uno individual. Un corredor más pequeño que haya entrenado para utilizar una forma apropiada, puede sin problemas correr a más grandes pasos en menos tiempo que un competidor más alto.

Altura y la forma de correr

Para que un velocista más pequeño se impulse con más pasos en menos tiempo, es necesario optimizar un número de factores, principalmente centrados alrededor de la forma. Por ejemplo, trabajar con un entrenador para optimizar el centro de gravedad, puede afectar dramáticamente tu velocidad en un evento de sprint. Por ejemplo, si un competidor más alto con músculos más fuertes adopta una posición con el centro demasiado hacia adelante, la forma funcionará en contra del movimiento delantero. A pesar de tener largas piernas y fuertes músculos, el corredor reducirá la velocidad total con un exigente efecto de frenado sutil en cada pisada.

Altura y fuerza

Mientras que la forma puede tener un efecto dramático en estas carreras, no desplaza la importancia de la fuerza. Más que los fondistas, los velocistas necesitan la fuerza suficiente para generar un movimiento de propulsión inicial. Los velocistas competitivos de clase mundial por lo general no son muy altos o muy pequeños, según un estudio del 2005 sobre la altura y la masa corporal en los velocistas, publicados en el "Journal of Sports Science & Medicine". El estudio también determinó que los velocistas suelen tener una masa corporal ligeramente inferior a la de la población general y que es más consistente entre los atletas de la mayoría de los otros deportes. Teniendo en cuenta que los velocistas de diferentes alturas tendrán ligeramente diferentes patrones naturales de zancadas, el entrenador Glen Mills aconseja trabajar en el desarrollo de la fuerza junto con ejercicios que optimicen la zancada.

Consejos generales para los corredores pequeños

En el sentido más básico, la aceleración es directamente proporcional a la fuerza e inversamente proporcional a la masa corporal. Los velocistas pequeños ya tienen una ventaja sobre sus competidores más larguiruchos con su masa corporal inferior, siempre que puedan generar la fuerza suficiente. Centralizar el entrenamiento de fuerza, puede ayudar a un corredor más pequeño a generar más fuerza. Mejorar la forma es también de vital importancia; trabajar en detalles como la posición del pie durante el empuje de despegue o el movimiento del brazo durante cada zancada, optimizará cómo la fuerza muscular impulsa al corredor hacia el frente.

Más galerías de fotos



Escrito por danielle hill | Traducido por ana karen salgado beltrán