Técnicas de respiración correctas para el nado de crol

El nado al estilo libre moderno o crol frontal fue demostrado por primera vez en Londres en 1884 por dos nadadores nativo americanos llamados Gaviota Voladora y Tabaco. Los observadores británicos consideraron que la técnica era primitiva, aunque los nadadores nativo americanos vencieron con facilidad a sus rivales británicos. En 1873, John Arthur Trudgen volvió a introducir el crol frontal en Inglaterra y fue entonces que ganó aceptación. El estilo libre es la brazada más rápida. Además, es la única en la que no debes sacar la cabeza para respirar. En lugar de esto, debes girar la cabeza a un lado. Por ello, el desarrollar una técnica adecuada para nadar al estilo crol suele ser lo más difícil de aprender para los nadadores novatos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Piscina

Instrucciones

  1. Exhala mientras tu cara está debajo del agua. Al girar la cabeza para respirar, tendrás tan sólo un segundo para inhalar. No tendrás tiempo para exhalar e inhalar completamente mientras tu boca está fuera del agua.

  2. Alinea tu cabeza con tu cuerpo entre respiraciones. No muevas tu cabeza, excepto cuando la gires para respirar. Enfoca tus ojos en el fondo de la piscina directamente debajo de ti. Esto te ayudará a mantener quieta y bien alineada la cabeza.

  3. Respira de un lado de tu cuerpo cada dos brazadas. Cada estiramiento del brazo cuenta como una brazada completa. Gira tu cabeza hacia el lado del brazo que pasa sobre tu cabeza. Siempre respira de un lado, ya sea el izquierdo o el derecho.

  4. Rota tu cabeza hasta que tu boca supere la línea del agua e inhala con fuerza. No levantes la cabeza. El paso de tu cuerpo y tu cabeza formará olas en forma de arco conforme nadas. Luego se forma una especie de bolsillo detrás de esta ola, que permite que el nivel del agua a un lado de tu cabeza sea más bajo que en el resto del agua. Si mantienes bien posicionada la cabeza, tu boca quedará en este espacio, permitiéndote respirar.

  5. Evita rotar de más tu cabeza. Gírala tan sólo para respirar rápidamente. Inmediatamente gira tu cabeza a la posición boca abajo y comienza a exhalar para preparara la próxima respiración.

Más galerías de fotos



Escrito por w d adkins | Traducido por eduardo moguel