Técnicas para prevenir peleas de adolescentes

Escrito por rose welton | Traducido por andrea galdames

Durante la adolescencia, los adolescentes normalmente atraviesan cambios hormonales drásticos y luchan por desarrollar su independencia. Dos o más adolescentes en contacto estrecho pueden llegar a desacuerdos y peleas, especialmente cuando están involucradas diferentes personalidades y temperamentos. Aunque es difícil prevenir cualquier tipo de desacuerdo, puedes tomar algunas medidas preventivas para asegurarte de que las peleas sucedan con menos frecuencia y no se extralimiten.

Hermanos

Es común que los hermanos peleen, especialmente cuando los dos hermanos son adolescentes que también chocan con sus padres. KidsHealth.org recomienda no involucrarse en las discusiones entre hermanos a menos que exista una amenaza de daño físico con el fin de evitar que tus hijos adolescentes esperen siempre tu ayuda y no aprendan a solucionar los problemas ellos mismos. Según un estudio de Penn State en agosto del 2000, pasar más tiempo con los padres ayuda a reducir las peleas entre hermanos adolescentes. Además, asegúrate de que tus hijos adolescentes tengan su propio espacio en la casa para fomentar su independencia y servir de refugio si las cosas se ponen tensas.

Comunicación

Para los adolescentes, ya sean amigos o compañeros de escuela es útil fomentar la comunicación regular para que puedan expresar desagrado por algo en vez de dejar que la tensión aumente. Recuerda a los adolescentes que las cosas no siempre parecen justas, pero que los insultos y los gritos no son formas aceptables o efectivas de manejar los conflictos.

Hostigamiento

El hostigamiento entre adolescentes no es raro y podría ser la cuestión en lugar de simples peleas adolescentes. En el caso de acoso escolar, es probable que un adolescente intimide más frecuentemente que el otro y la intimidación puede ser emocional, psicológica o física. Para evitar enfrentamientos que lleguen a la intimidación, haz todo lo posible para separar a los adolescentes entre sí. En algunos casos, los adolescentes tendrán que hablar con un consejero u otro adulto de confianza.

Consideraciones

En situaciones graves, tratar con adolescentes que pelean puede tener un efecto en los demás, especialmente a padres de hermanos adolescentes. KidsHealth.org afirma que el estrés de la situación puede conducir a problemas de pareja para los padres y daño físico o depresión en los adolescentes. Si sospechas que las peleas de adolescentes están causando alguna de estas consecuencias graves, busca la ayuda de un consejero.