Técnicas de meditación para incrementar la fuerza

La fuerza puede presentarse de diferentes formas: mental, física o espiritual. La meditación es una poderosa herramienta que puedes utilizar para aumentar cualquier tipo de fuerza que tú elijas.

Fuerza mental


La meditación te ayuda a relajarte y a aliviar el estrés en tu cuerpo y mente.

El estrés, la depresión y la ansiedad se han convertido en parte del vocabulario cotidiano. La Clínica Mayo sugiere que trates de meditar diariamente para aliviar estas condiciones y desarrollar fuerza mental. Simplemente encontrar un lugar tranquilo para sentarte, cerrar los ojos, respirar profundamente y repetir un mantra o una palabra positiva una y otra vez, puede tener efectos positivos. Elige una palabra que tenga un significado positivo para ti, como "amor", "valor" o "sabiduría". Repetir estas palabras en un ambiente relajado te permitirá centrarte en un solo tema. El sitio web dice que prestar atención a una sola palabra libera tu mente del estrés y la preocupación que causa la depresión. Meditar todos los días durante al menos 20 minutos crea un efecto calmante a largo plazo para la mente y aumenta la fuerza contra el estrés y la ansiedad.

Fuerza física

La meditación se asocia generalmente con sus efectos calmantes. Un tipo de meditación, la imaginería visual, se utiliza como un tipo de acondicionamiento deportivo. En un estudio publicado en 2006 en el “Journal of Sports Sciences”, los autores entrevistaron a atletas que utilizaban meditación por imágenes para ganar fuerza en concentración y confianza. Los autores establecieron un procedimiento de prueba para medir la eficacia de la meditación por imágenes para los atletas. A través de sus pruebas, los autores determinaron que las imágenes visuales fueron útiles para algunos éxitos deportivos. Otros tipos de ejercicios con imágenes visuales te guían a un estado relajado y luego te piden que imagines que estás levantando con seguridad un peso mayor o corriendo más rápido de lo que has corrido antes. Imaginándote a ti mismo alcanzando una meta física mientras estás en un estado de relajación, dirige tu mente hacia esa meta.

Fuerza espiritual


La oración es la forma más común de meditación espiritual.

La meditación y la espiritualidad están tan estrechamente entrelazadas que a veces es difícil separarlas. La Clínica Mayo afirma que la oración es la forma más común de meditación espiritual. Encontrar el tiempo para sentarse en silencio y meditar o rezar, genera profundos cambios a tu fuerza espiritual. Este tipo de meditación no sólo calma la mente, sino que también construye la resistencia espiritual.

Fuerza meditativa

No hay reglas rígidas ni rápidas para meditar para la fuerza. La Clínica Mayo ofrece varias opciones. Algunas técnicas de meditación implican estar sentado en silencio e imaginando ganando fuerza, mientras que otras incorporan movimiento, como qigong, tai chi o yoga. No importa la técnica que elijas, al permitir que tu cerebro se relaje y se centre en obtener la fuerza que estás buscando, tu vida puede mejorar de una manera extraordinaria.

Más galerías de fotos



Escrito por jerry painter | Traducido por maría echenique