Técnicas de estilo libre para patadas de natación

Los nadadores de todos los niveles se pueden beneficiar mejorando su técnica. El estilo libre o crol es por lo común el trazo más rápido de un nadador. Aunque las piernas necesitan grandes cantidades de energía, no necesariamente producen la mayoría de la propulsión al nadar con estilo libre. Desarrollar una técnica de patada apropiada es crucial para usar la energía efectivamente y prevenir las patadas inadecuadas que te frenen.

Fuerza de piernas

Trabajar la fuerza, flexibilidad y resistencia de las piernas es un prerequisito para tener una técnica de patada óptima. Los ejercicios en tierra firme como sentadillas (squats), zancadas (lunges) y correr puede ayudar a aumentar la fuerza y resistencia de las piernas. Usar aletas de natación y tablas también te ayudará a construir la fuerza y resistencia de las piernas en una piscina.

Patear desde las caderas

La patada de estilo libre se origina desde las caderas con una ligera flexión en las rodillas, permitiendo a tus pies romper la superficie del agua. Patear con tus rodillas causa una larga cantidad de arrastre causando que la parte frontal de tus piernas se sumerja bajo tu cuerpo. Esto puede ser contradictorio para aquellos que corren y practican ciclismo debido a que están acostumbrados a manejar la fuerza desde las rodillas. Concéntrate en patear desde tus caderas y no intentes de mover tus rodillas conscientemente. Un pequeño movimiento en ellas ocurre con naturalidad.

Apunta tus pies

Los dedos de tus pies deben estar en punta justo detrás de tus piernas al patear. Flexionar los tobillos puede causar arrastre y provocar que las patadas empujen el agua hacia adelante, alentándote y gastando energía. Aunque aumentar la flexibilidad de tu tobillo puede desestabilizarte al correr, se requiere aumentarla un poco para el desempeño en natación. Aumenta gradualmente la flexibilidad de tus tobillos con estiramientos estáticos y movimientos circulares. Permanece al pendiente de la posición de tus pies al nadar, y si es posible, lleva un compañero nadador que critique tu técnica.

Frecuencia de patadas

Es común tener patadas en cuentas de dos, cuatro o seis. Esto significa, tener una, dos o tres patadas por brazada. Comúnmente, los nadadores de cortas distancias usan cuentas de cuatro o seis, mientras que los de mayor resistencia usan de dos o cuatro. El número óptimo de cada evento dependerá de lo que se sienta adecuado para ti.

Más galerías de fotos



Escrito por chris daniels | Traducido por arcelia gutiérrez