Técnicas para escaleras con una pierna rota

Pocas cosas son más intimidantes para alguien con una pierna rota que un conjunto de escaleras. Sin embargo, a menos que vivas en un piso o tengas la capacidad de dormir y bañarte en la planta baja, en algún momento necesitará usar las escaleras. El método depende de si tienes muletas o bastón, así como de tu fuerza física y la configuración de la escalera.

Subir con muletas

Coloca ambas muletas debajo de la axila que está más alejada de la barandilla. Frente a las escaleras, aférrate a la barandilla con la mano más cercana al riel. Mantén la pierna rota detrás de ti y salta sobre el primer escalón con la pierna sana. Cuando llegues a la cima de las escaleras, vuelve a colocar las muletas firmemente en cada axila y continua hacia tu destino. Ten cuidado de acomodarte las muletas varios metros después de la cima de las escaleras, lo último que necesitas es caer y sufrir otra lesión.

Bajar con muletas

Para bajar las escaleras con muletas, invierte los movimientos utilizados para subir. Mantén la pierna rota delante de ti, con las muletas otra vez bajo la axila más alejada de la barandilla. Sostente firmemente de la barandilla y salta hacia abajo con el pie sano. Hazlo un escalón a la vez y descansa si lo necesitas.

Escaleras y bastones

Dependiendo de tu lesión, puedes empezar con un yeso y un bastón, o pasar a un bastón después de usar muletas, señala el sitio web de la Clínica Mayo. Utiliza el bastón para darte apoyo al subir y bajar las escaleras, pero usa la barandilla como un medio adicional para estabilizarte. Desplaza el bastón a la mano enfrente de tu pierna rota y luego salta al primer escalón sobre la pierna sana, manteniendo tu pierna lesionada detrás de ti. Trae tu pierna rota al mismo escalón, luego repite el proceso. Para bajar las escaleras, ve en la secuencia de bastón, pierna rota y pierna sana, deteniéndote en cada escalón para que ambas piernas y el bastón empiecen en la misma posición cada vez. No pongas peso sobre la pierna rota, sino en cambio permite que el bastón y la pierna sana soporten todo el peso.

Alternativas

Subir sentado por las escaleras cuando tienes una pierna rota es una alternativa razonable si no tienes la fuerza necesaria en tu cuerpo superior para hacerlo con un bastón o muletas. También es útil si no hay barandillas en la escalera. Mantén las muletas aproximadamente paralelas al suelo en la mano frente a la pierna rota, con la pierna estirada al frente. Utiliza tu mano libre de y tu pierna buena para propulsar tu trasero en cada escalón. Permanece en la misma posición para bajar por las escaleras.

Preparación

Pide a alguien en tu hogar que esté más alerta de lo normal para mantener las escaleras limpias, libres de escombros y bien ordenadas. Asegúrate de arreglar cualquier alfombra suelta o barandilla de la escalera y verifica la fuerza del pasamanos. Si la escalera no incluye un pasamanos, considerar instalar uno. Pídale a un familiar que retire los tapetes en la parte superior, inferior o en el descanso de las escaleras. Mantén una mochila cerca de la parte superior o inferior de la escalera para almacenar los elementos que necesitas en el otro nivel de la casa, en lugar de tratar de llevarlos en las manos en el viaje hacia arriba o hacia abajo de las escaleras.

Más galerías de fotos



Escrito por ellen douglas | Traducido por mariana groning