Técnicas para carreras de canoas

El maratón de carreras de canoas no está incluido en los Juegos Olímpicos, pero está en manos de los clubes de canoas (remo) organizados bajo los auspicios de la International Canoe Federation. Diferentes técnicas de posiciones de remo y del cuerpo están involucradas en las carreras de canoas, donde una o varias personas pueden estar en una canoa durante una carrera. Un maratón se lleva a cabo a través de largas distancias en ríos, lagos, el mar abierto o en estuarios. Puede haber bajíos, rocas y porteos incluidos como obstáculos en la carrera.

Las bases

Las carreras de canoas implican un estilo sentado para remar, utilizando remos de una sola hoja. Cada remero debe remar en lados opuestos de 6 a 12 golpes antes de cambiar de lado. En promedio, debe haber 60 a 70 golpes por minuto, pero esto se puede aumentar a 80 golpes por minuto. El remero de proa, la persona más pesada y más potente de su tripulación, marca el ritmo. El remero de popa lleva el rumbo en el agua. Él gritará "hut" o "hup" para señalar a la tripulación que cambien de lado para seguir remando. Él debe ser capaz de trabajar de cerca con el remero de proa para anticipar el cambio y ser más eficientes en la tasa de golpes de remo.

Técnicas para remar

Se necesitan técnicas y estrategias para remar, combinado con la fuerza en la parte superior del cuerpo y en las piernas, para ganar una carrera de maratón de carreras de canoas. "Flooring it" (tocando el piso) significa la reducción de tu centro de gravedad mediante la apertura de las rodillas hacia los lados de la canoa, mientras que te sientas con el trasero tocando o muy cerca del fondo de la canoa. Esta posición va a añadir más estabilidad a la canoa. Durante la fase de remado, cuando se quiere más velocidad, el remo debe empujar hacia abajo en el agua, pero no demasiado profundamente. Golpes de remo cortos se utilizan para maximizar la eficiencia. La velocidad de la carrera se puede aumentar mediante el uso de golpes de remo fuertes pero cortos.

Recortando la canoa

Esta técnica consiste en colocar el tripulante más pesado y más potente en la proa de la canoa. La tendencia natural de la canoa cuando se mueve en el agua es levantar la proa, poniendo más carga de trabajo en la persona que se sienta en la popa. Dado que el remero de proa debe estar marcando el ritmo, su peso debe llevar la proa de la canoa hacia abajo y al nivel del agua, y su fuerza proporcionará el impulso adicional necesario para llevar la canoa hacia delante más rápido y más eficientemente, reduciendo el arrastre hacia atrás.

Negociando con las olas

Utiliza la estela generada por otras canoas en frente de ti para darte un poco de tiempo para surfear y reducir la resistencia al viento cuando tu propia canoa avanza. Una técnica que puedes hacer para negociar con las olas es permanecer en el borde exterior de los trenes de olas para no ser atraído a las aguas agitadas. Acércate a la cabeza de la onda con la canoa perpendicular a la onda en lugar de colocar tu canoa hacia los lados. Esta posición es muy peligroso ya que la canoa se puede voltear cuando es golpeado por una ola fuerte. Mantén tus remos en el agua cuando te encuentres con aguas turbulentas para tener más apalancamiento, y usa golpes poderosos para salir de las aguas bravas.

Más galerías de fotos



Escrito por cindy hamilton | Traducido por jorge de leon polanco