Las técnicas básicas para el Kung Fu Shaolin

El kung fu Shaolin es una forma china antigua de ejercicio de artes marciales. Desarrollado hace miles de años en China, y adaptado de las posturas de yoga hindú, el kung fu Shaolin se basa en las características y métodos de ataque de más de una docena de diferentes animales, incluyendo la serpiente, el tigre, el dragón y la cobra. Los monjes Shaolin en China incorporan las formas de ejercicio con su filosofía de no violencia, usando el kung fu sólo como una forma de autodefensa.

Técnicas

Las técnicas del kung fu Shaolin dependen del estilo de arte marcial en el que estés interesado. Algunos estilos son más adecuados a tu tamaño físico, fuerza y ​​habilidad que otros. Sin embargo, los fundamentos de todos los estilos Shaolin se basan en golpes de manos y patadas. El fortalecimiento de los muslos, mejora el equilibrio y ejercicios que mejoran la percepción, la precisión y la velocidad son atributos valiosos que se pueden aplicar a cada estilo diferente de kung fu Shaolin. Las formas encontradas en cada estilo se enseñan, con la técnica y el enfoque provisto al estilo, al propósito y las posiciones de ese estilo.

Posturas

Las posturas se encuentran comúnmente en cada estilo de kung fu Shaolin. La postura del caballo es una postura común que se utiliza para desarrollar la fuerza del muslo, la resistencia y la paciencia. Conocido como Zhan zhuang o postura de entrenamiento, esta posición proporciona los cimientos para la formación en el aprendizaje de los movimientos intermedios y avanzados de kung fu. Párate con los pies separados más lejos que la distancia de la cadera. Dobla los codos pegados al cuerpo, con los puños cerrados y mirando hacia arriba en frente tuyo. Húndete en una posición en cuclillas hasta que tus muslos estén casi paralelos al suelo, mantén la posición durante todo el tiempo que puedas, por unos 2 a 5 minutos.

La técnica del tigre feroz

Comúnmente utilizada en la forma del tigre de Kung Fu, esta técnica mejora el movimiento fluido, el tiempo y una posición estable de pie que se ha mejorado a través de la posición de la postura de caballo. Utiliza grandes movimientos del brazo con una mano con garras, imitando movimientos deslizantes de un tigre furioso. Esta técnica se lleva a cabo por el hundimiento hacia abajo en una posición de postura del caballo. Con tu espalda recta, arremete con control con un fuerte golpe giratorio que gira ligeramente la articulación de la muñeca al acercar tu mano a tu oponente u objetivo. Puedes utilizar una técnica de garra de tigre, en la que golpeas a tu oponente con el talón de la palma de la mano. Inmediatamente después del golpe, forma una garra con los dedos y barre hacia abajo, como el barrido de una garra de tigre.

El puente de oro

La técnica del puente de oro, una forma avanzada de la postura básica de caballo, está diseñado para desarrollar no sólo la fuerza y el poder del muslo, sino la fuerza y ​​resistencia del hombro y el brazo. Húndete en una postura tradicional de caballo y extiende los brazos frente a ti a la altura del hombro. Tus manos deben estar vagamente empuñadas con el dedo índice extendido hacia arriba y los pulgares relajados a los lados.

Más galerías de fotos



Escrito por denise stern | Traducido por jorge de leon polanco