Técnicas para "back flips"

Un "back flip", o vuelta hacia atrás, es un movimiento impresionante donde saltas directo hacia el aire y giras tu cuerpo hacia atrás, haciendo una vuelta completa. Otras disciplinas, como las artes marciales o el "parkour", emplean técnicas de back flips. Ambas utilizan este tipo de saltos, cada una con sus respectivas variaciones, creando derivadas como el "flash kick" y el "wall flip". Ya que hayas dominado los movimientos básicos del back flip, puedes crear tu propio estilo y resaltar. No intentes hacer un back flip sin la ayuda y supervisión de un profesional.

Extiéndete y agáchate

Tal vez, la parte más importante de un back flip es la primera, donde extiendes y contraes tu cuerpo. Estás alineando las partes de tu cuerpo en una forma tal que te permitirá hacer una vuelta exitosa. Empieza extendiendo tus brazos sobre tu cabeza. Alarga tu cuerpo como un objeto de goma para acumular energía cinética. Después, dobla tus rodillas y baja tus brazos. Echa los brazos hacia atrás de tu cuerpo a aproximadamente 45 grados mientras te recargas hacia el piso. No te azotes contra el piso, ya que perderás toda la energía que hayas acumulado. Extiende y estira tu cuerpo hacia arriba; después, alinea tus pies y flexiona las rodillas.

Salto rápido

La parte de saltar en un back flip trata sobre acumular energía. Una buena técnica para esta parte es saltar al aire lo más rápido que puedas. Tus brazos deben estar ya detrás de tu cuerpo y tu cuerpo acercado hacia el suelo. Ahora, balancea tus brazos hacia arriba en un movimiento circular hacia adelante mientras sacas a tu cuerpo de la posición de agache. Mantén la espalda perpendicular al piso, tu cabeza floja, y salta al aire. No te fuerces en el salto; mejor, afloja el cuerpo para despegar lo más rápido posible. Recuerda, no necesitas saltar demasiado alto para realizar la vuelta (la misma distancia que un salto vertical servirá).

Colócate en posición de pelota

La posición de pelota es el origen de la rotación en el back flip. Entre más compacta logres la posición, más rápido rotará tu cuerpo. Tu cadera batiéndose hacia arriba y sobre tu cabeza crea la inercia necesaria para que caigas sobre tus pies. Practica el poner tus brazos alrededor de tus rodillas y pantorrillas cuando estés en el piso. Acostúmbrate a ponerte en posición de pelota". Después, intenta coordinar esta posición con tu técnica de salto. No lo hagas inmediatamente; espera a que llegues al punto más alto de tu brinco y después acerca las rodillas al pecho. Haz un poco de esfuerzo en las rodillas para jalar tu cuerpo hacia tus abdominales.

Despliegue y aterrizaje

Los métodos de gimnasia y "parkour" alientan a los atletas a localizar el piso con sus ojos antes de aterrizar. Después de rotar, expande la postura de tu cuerpo, echando tus piernas hacia afuera y lejos del resto del cuerpo. En este momento, debes estar mirando directamente hacia el piso. Cuando lo veas, levanta tu torso y baja los pies para absorber el impacto. Saber en qué momento desplegar tu cuerpo requiere que tus ojos y tu motricidad estén atentos. Para tener una mejor detección del momento para desplegarte, intenta hacer los back flips en un trampolín primero, ya que esto te ayudará a realizar variaciones mucho más fácil, como el "back layout" y el "pike".

Más galerías de fotos



Escrito por frederick s. blackmon | Traducido por eduardo sanchez