Técnicas para ayudar a los adolescentes con el autocontrol

Para un adolescente con fluctuaciones hormonales típicas, inseguridades y nuevas experiencias de vida, mostrar moderación en todo momento presenta un desafío. La ira suele crear sentimientos que dan lugar a arrebatos violentos. Otros ejemplos de la pérdida de autocontrol incluyen comer en exceso, usar drogas ilícitas, consumir alcohol y la actividad sexual. La capacidad de un adolescente para ejercer el autocontrol en situaciones difíciles le ayudará a evitar un comportamiento autodestructivo y mantenerse fuera de problemas.

Identificar los factores desencadenantes y signos

De acuerdo con el Counseling Center at the University of Massachusetts Lowell, un adolescente a punto de perder el control puede presentar signos de advertencia físicos provocados por un disparador. Algo tan simple como el tono de la voz de alguien, o sentir que se les falta el respeto, puede iniciar emociones negativas. Las reacciones físicas a los desencadenantes pueden incluir puños o mandíbula apretados y palmas sudorosas. Los adolescentes y sus cuidadores deben aprender a reconocer los signos y factores desencadenantes de una inminente pérdida de control de sí mismo para ayudar a distender las situaciones potencialmente peligrosas antes de que se agraven.

Reestructuración cognitiva

Según la American Psychological Association, la reestructuración cognitiva significa cambiar la forma de pensar. Un adolescente enojado tiene una tendencia a exagerar sus pensamientos y ser demasiado dramático sobre cuestiones aparentemente pequeñas. Enojarse y perder el control en realidad puede hacer que te sientas peor. Al reemplazar los pensamientos negativos desproporcionados por otros más racionales, los adolescentes pueden mantener el autocontrol. A modo de ejemplo, en lugar de usar palabras como "horrible" y "terrible" para describir una situación, dite a ti mismo que algo es frustrante, pero no el fin del mundo.

Comportamiento asertivo

Aprender el comportamiento asertivo, no el comportamiento agresivo, puede ayudar a un adolescente a lograr resultados positivos cuando se enfrente a situaciones que causen que pierda el control. De acuerdo con el Counseling Center at the University of Massachusetts Lowell, "La conducta asertiva implica defender los derechos personales y expresarse de formas directas que no violen los derechos de otra persona". Un adolescente asertivo utiliza frases en primera persona, asume la responsabilidad de sus propios sentimientos y evita exagerar con palabras como "nunca" y "siempre".

Artes marciales

El entrenamiento en artes marciales ofrece un modelo clásico para la creación de la autoestima, la autodisciplina y el autocontrol en los adolescentes. Las artes marciales asiáticas se centran en el respeto, la tradición y la fuerza mental. De acuerdo con Iowa State University Hapkido el "dominio propio es un aspecto necesario de las artes marciales". Es necesario el autocontrol físico para protegerse y proteger a otros en la vida y en la práctica, y mentalmenta para ayudarte a interactuar con la gente día a día.

Respiración profunda

Según la American Psychological Association, herramientas de relajación, como la respiración profunda y la visualización, pueden ayudar a calmar los sentimientos de enojo. Un adolescente puede aprender a respirar profundamente desde el diafragma, no el pecho. En un momento de tranquilidad, enseña a un adolescente con problemas de autocontrol a visualizar las emociones negativas que salen de su cuerpo cada vez que exhala, o una experiencia relajante de su pasado o de la imaginación. Anímalo a practicar la respiración profunda diaria. La APA también recomienda la práctica diaria de yoga. Con la práctica, la respiración profunda se ocupará de una situación negativa antes de que pueda empeorar.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua mccarron | Traducido por natalia pérez