Técnica de vendado para los isquiotibiales

Los isquiotibiales son un grupo de músculos en la parte trasera de tu muslo superior que te permiten flexionar tu rodilla y extender tu cadera. Estos músculos suelen distenderse cuando intentas hacer demasiado, demasiado rápido sin un precalentamiento adecuado. Vendar o encintar los isquiotibiales puede ayudar el proceso de sanación brindando compresión y limitando el rango de movimiento. Puedes hacerlo con cinta atlética o cinta Kinesio que es menos pegajosa y que permite mayor libertad de movimiento.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Afeitadora (Opcional)
  • Cinta atlética o Kinesio
  • Libro pequeño
  • Venda elástica

Instrucciones

  1. Prepara tu piel para el adhesivo de la cinta afeitando la zona, de ser necesario.

  2. Coloca un libro pequeño debajo de tu talón para flexionar un poco tu rodilla mientras la encintas.

  3. Coloca dos tiras de cinta en la parte interior y exterior de tu muslo, justo arriba de tu rodilla y abajo del pliegue de tu cola.

  4. Empieza desde el punto más bajo (cerca de la rodilla) y termina en el más alto cerca de la cola, coloca tiras de cinta en un dibujo de X. Superpone cada cinta a la mitad con la siguiente.

  5. Asegura las cintas en X colocando otra tira de cinta sobre las dos tiras originales a cada lado del muslo.

  6. Asegura la cinta envolviendo toda el muslo superior con una venda elástica. Empieza a la altura de la rodilla y envuelve la venda alrededor de la pierna hasta debajo de la cola.

Consejos y advertencias

  • Suele ser útil que alguien lo haga por ti. Si bien puedes colocar la cinta desde una posición sentada, es mejor hacerlo parado.
  • Las distensiones de los isquiotibiales suelen sanar en unos días si permites que el músculo descanse y mantienes el vendaje para protección. Los desgarros de estos músculos son más serios y continuarán empeorando si no los tratas. Si no estás seguro de qué tipo de lesión tienes, o si continúas experimentando dolor, inflamación o si hay hematoma, busca atención médica.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa atkinson | Traducido por maría marcela mennucci