Técnica de correr en velocidad por 300 metros

Correr en velocidad 300 metros requiere fibras de contracción rápida y un alto nivel de resistencia en velocidad. Meses y años de dietas y entrenamientos le darán una gran impacto a tu desempeño en la carrera de 300 metros. La técnica correcta también es esencial para correr 300 metros en velocidad. La técnica adecuada puede eliminar unos segundos de tu tiempo y transformarte de buen a excelente corredor de 300 metros. La mejor manera de desarrollar tu técnica para correr es invirtiendo tiempo en práctica concentrada bajo la guía de un entrenador de pista.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Desarrolla una rutina que puedas aplicar antes de ingresar a los bloques de partida. La rutina puede darte un nivel de comodidad y también permitirte despjar tu mente antes de una carrera de 300 metros. El sitio web de Complete Track and Field explica que el ganador de la medalla de oro Michael Johnson llamó a su rutina el ingreso a su "zona de peligro", una mentalidad de pico en que te concentras en nada más que en ganar la carrera frente a ti. Termina tu rutina con saltos u otros movimientos de explosión. Esto te prepara para explotar al salir de los bloques.

  2. Perfecciona tu posición y técnica en los bloques de partida; ganar incluso una fracción de segundo en el comienzo inmediato de la carrera puede ser la diferencia entre un primer y un segundo lugar cuando llegues a la meta. Tus dedos y plantas de los pies deberían estar en contacto con la pista, y tus tobillos plantados firmemente en los bloques de partida para impulsarte hacia adelante cuando suene la pistola de largada. Pon tus pulgares directamente debajo de tus hombros y mantén tu cuerpo elevado con tus brazos estirados inclinados ligeramente hacia adelante. Pon tu rodilla en el suelo, antes de levantarla cuando te den la orden.

  3. Ensaya el explotar de los bloques y correr los primeros 20 metros a máxima velocidad. Haz que un entrenador de pista te de su opinión sobre tu técnica al salir, e intenta llegar a la velocidad máxima lo antes posible. La repetición ayudará a tu tiempo de reacción y tu habilidad para llegar a la velocidad máxima. Haz que tu entrenador tome tu tiempo los primeros 20 metros, anota los tiempos en cada sesión y compite contra ti mismo para ser más rápido cada vez.

  4. Inclínate ligeramente hacia adelante y adopta una postura recta cuando llegues a la velocidad máxima. Mantén tu cabeza y ojos enfocados hacia adelante. Da pasos largos con tu peso corporal cayendo sobre las plantas de tus pies. El sitio web Sports Firtness Advisor dice que deberías mantener tus hombros estables y tus brazos flexionados en un ángulo de 90 grados y moverlos para tener impulso adicional mientras corres.

  5. Termina con fuerza inclinando tu cabeza e impulsándote hacia adelante en los pasos finales, mientras cruzas la línea de meta de la carrera de 300 metros. La práctica repetida es la mejor manera de mejorar tu habilidad para finalizar bajo la guía de tu entrenador de pista. Poder inclinarte y alcanzar la meta sin bajar la velocidad puede eliminar una fracción de segundo de tu tiempo, lo cual puede ser una gran diferencia en una carrera cerrada.

Más galerías de fotos



Escrito por stewart flaherty | Traducido por lautaro rubertone