Técnica apropiada para las flexiones de brazos

Una flexión de brazos es un movimiento clásico para el fortalecimiento muscular que tonifica los brazos, el pecho, el frente de los hombros y los tríceps. De acuerdo a "The New York Times", un hombre de 40 años de edad deberá ser capaz de llevar a cabo 27 flexiones de brazos y una mujer deberá realizar 16. Si no puedes alcanzar esta cantidad inicialmente, aumenta progresivamente. Bien sea que hagas las flexiones de brazos apoyado sobre los dedos de los pies o de forma modificada en las rodillas, practicar la técnica apropiada es vital para proteger tu espalda y cuello de la distensión. Una vez que conozcas la técnica apropiada, podrás llevar a cabo este ejercicio con peso casi en cualquier lugar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Asume una posición arrodillada, luego inclínate hacia adelante y ubica tus manos sobre el piso, con una separación ligeramente mayor a la de tus hombros. Mantén los dedos unidos de manera libre (sin estirarlos) y dirígelos hacia adelante. Tus brazos deberán estar rectos, pero sin fijar las articulaciones de los codos.

  2. Lleva tus piernas hacia atrás, una a la vez (para una flexión de brazos completa). Tus pies deberán tener una amplitud menor a la de los hombros, pero no tendrán que estar unidos en la zona los tobillos y tu cuerpo deberá formar una línea recta. Mírate en un espejo para asegurarte de que tus glúteos no estén más elevados, tu espalda no esté curvada y tus hombros no se encuentren inclinados hacia adentro.

  3. Lleva a cabo una flexión de brazos modificada, cruzando tus pies en la zona de los tobillos y manteniendo tu cuerpo en línea recta; de manera muy similar a la postura del Paso 2. Mantén tu cabeza como una parte de dicha línea; no permitas que la misma caiga por debajo del nivel de los hombros.

  4. Inhala a medida que bajas hacia el piso. Tu meta deberá ser llegar hasta el punto de casi pero no por completo poner en contacto tu pecho, no tu cabeza, con el piso. Como regla general, detén el movimiento cuando tus codos formen un ángulo de 90 grados.

  5. Exhala a medida que te impulses de nuevo hacia arriba. Mantén la misma postura en línea recta y no fijes tus codos a medida que llegues a la parte superior de la flexión de brazos.

  6. Antes de repetir, revisa tu técnica para asegurarte de que no te hayas desplazado después del esfuerzo realizado durante la primera flexión de brazos.

Consejos y advertencias

  • Si te has estado ejercitando de manera extenuante antes de llevar a cabo una flexión de brazos, permitir que tu cabeza caiga por debajo del nivel de las escápulas puede causar que te sientas mareado y aturdido. Mantén tu cabeza elevada para practicar la técnica apropiada y prevenir un desvanecimiento.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por jhonatan saldarriaga