Tasas de crecimiento de los niños

Si miras alrededor del salón de clases de primer grado de tu hijo, verás que hay una gran cantidad de variaciones de tamaño y forma entre los compañeros de clase, algunos pueden ser verdaderos rascacielos, y otros, pequeños y menudos. Si te vas a guiar de la observación sola, se puede adivinar que los niños pequeños no están creciendo al igual que sus pares más altos. Sin embargo, en realidad, el niño más pequeño puede ser el más sano. Todos los niños crecen a ritmos diferentes, es por eso que los centros para el control y la prevención de enfermedades crearon tablas de crecimiento para supervisar el desarrollo. Discute el crecimiento de tu hijo con su pediatra para asegurarte de que tu hijo está en el camino correcto.

Patrón de crecimiento


El primer año de vida de tu hijo estará marcado por un crecimiento muy rápido y desarrollo.

El primer año de vida de tu hijo estará marcado por un crecimiento muy rápido y desarrollo. Por lo general, los niños crecen 10 pulgadas y triplican el peso al nacer entre la infancia y los 12 meses de edad, de acuerdo con KidsHealth.org. Después de su primer cumpleaños, tu hijo va a instalarse en una subida gradual, un promedio de 2 1/2 pulgadas por año hasta la pubertad. Entre las edades de 8 a 13, para las niñas, y 10 a 15, para los niños, tu hijo va a experimentar una nueva fase de rápido crecimiento antes de que se aproxime a su estatura adulta. El estirón de la adolescencia también es acompañada por la maduración sexual.

Midiendo el crecimiento


Tan pronto como nazca tu hijo, va a ser pesado y medido. El pediatra del hospital utilizará una herramienta de diagnóstico denominada tabla de crecimiento para comparar la estatura de tu hijo.

Tan pronto como nazca tu hijo, va a ser pesado y medido. El pediatra del hospital utilizará una herramienta de diagnóstico denominada tabla de crecimiento para comparar la estatura de tu hijo, el peso y el perímetro cefálico con el crecimiento de otros niños de su mismo género. Los pediatras utilizan un conjunto de tablas de crecimiento para vigilar bebés y niños de hasta 36 meses de edad y un segundo juego para niños de edades 2 a 22. Las tablas de crecimiento son valiosas por dos razones. En primer lugar, permiten que el pediatra pueda comparar el crecimiento de tu hijo con el de sus compañeros para determinar si se encuentra dentro del rango de crecimiento normal. En segundo lugar, la tabla ofrece una forma cualitativa para controlar el crecimiento de tu hijo con el tiempo. Si el pediatra advierte que el crecimiento de tu hijo de repente se ha ralentizado o está en línea plana, va a ser capaz de resolver el problema de inmediato.

Problemas


Las medidas de tu hijo lo posicionaran en un determinado percentil en la tabla de crecimiento. Por ejemplo, si está en el percentil 40 de altura, lo que significa que es más alto que el 40% de sus iguales.

Las medidas de tu hijo lo posicionaran en un determinado percentil en la tabla de crecimiento. Por ejemplo, si está en el percentil 40 de altura, lo que significa que es más alto que el 40% de sus iguales. El percentil de tu hijo es, en sí misma, una categorización inocua. Lo que realmente importa es su patrón de crecimiento. Si tu hijo está en el percentil 10 para la talla al nacer y permanece en el percentil 10 en la escuela primaria, lo más probable es que él es un niño sano que está dispuesto genéticamente a ser bajo de estatura. Por otro lado, si tu hijo está en el percentil 50 en el nacimiento y de repente cae al percentil 10 cuando es 5, puede haber un problema. Además, un niño cuya altura y el aumento de peso no son proporcionales es motivo de preocupación.

Fomentar el crecimiento


Hay tres cosas básicas que todo niño necesita para un crecimiento y desarrollo adecuados: el sueño, la buena nutrición y el ejercicio.

Hay tres cosas básicas que todo niño necesita para un crecimiento y desarrollo adecuados: el sueño, la buena nutrición y el ejercicio. Obviamente, los hábitos de tu hijo van a cambiar significativamente con el tiempo, pero como regla general, los niños necesitan de 10 a 12 horas de sueño cada noche, según la KidsHealth.org. Ofrécele comidas bien balanceadas y aperitivas, incluyendo granos enteros, productos lácteos bajos en grasa, carnes magras, aves, pescado, productos frescos, semillas y frutos secos, manteniendo en cuenta las alergias, por supuesto. Guarda los alimentos azucarados o altos en grasa para ocasiones especiales, y asegúrate de que tu hijo pase por lo menos una hora al día en juego activo.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn robbins | Traducido por adrian tobon