¿Los tacones de las mujeres afectan a la columna vertebral?

El 72 por ciento de las mujeres estadounidenses están coqueteando con el desastre, según una encuesta realizada por el Florida Hospital's Spine Center (Centro de la columna vertebral del Hospital de Florida) en Orlando, Florida. "Con este estilo", dice el informe, "viene mucho sufrimiento". Los investigadores instan a las mujeres a sopesar cuidadosamente los riesgos y beneficios del uso de tacones altos, debido al dolor o lesiones en la columna vertebral que pueden provocar. En la Universidad Griffith de Queensland, Australia, los investigadores dijeron que usar zapatos con tacones de dos pulgadas (5,08 cm) o más como un patrón "habitual" puede contribuir a lesiones en todo el cuerpo y perjudicar a los pies.

Enemigo del arco

Algunos estudios han concluido que los tacones altos contorsionan la alineación natural de la columna vertebral de una mujer. Algunas mujeres sufren menos dolor y desfiguración parcial que otras, pero ten cuidado con el calzado para evitar daños que pueden ser dolorosos y costosos de remediar. Ten en cuenta las características físicas de los zapatos de tacón alto y cómo funcionan en contra de la naturaleza. Forzan el peso del cuerpo sobre los dedos del pie e inclinan la pelvis hacia adelante. Para permanecer en posición vertical mientras caminas, es necesario que te inclines hacia atrás. Esto hace que la espalda se arquee más de lo normal, lo que puede llevar a la tensión en la parte baja, las caderas y las rodillas.

Altas prioridades

Los estudios realizados por el Orlando Spine Center (Centro de la Columna Vertebral de Orlando) muestran que la presión sobre el área del dedo del pie de una mujer aumenta espectacularmente en relación a la altura de sus tacones. Varía entre el 22 por ciento de las mujeres que usan zapatos de tacón de una pulgada (2, 54 cm), según el análisis del centro, hasta un aumento del 76 por ciento para las que usan tacones de tres pulgadas (7,6 cm). Una mayor presión en el área de los dedos puede contribuir al dolor en las articulaciones y los músculos que intervienen en la tendencia natural del cuerpo para compensar la tensión contra la columna vertebral.

Alta ansiedad

Prepárate para escuchar que tu doctor pronuncia el término "hiperlordosis" si eres diagnosticada con dolor espinal o lesiones atribuidas al uso de zapatos de tacón alto con demasiada frecuencia. A menudo también se conoce como "dorso cóncavo" e indica una curvatura exagerada hacia el interior de la columna. Puede conducir al eventual dolor en las zonas medias y altas de la columna. Algunos médicos prescriben flexiones de cadera y los ejercicios abdominales para un alivio del dolor libre de fármacos.

Acto de balance


Descansa de los tacones para aliviar la tensión.

Hacer un hábito del uso de tacones altos durante la jornada de trabajo puede poner la tensión en las extremidades inferiores y contribuir a respaldar las complicaciones. El cirujano de pies de Miami Dr. Kevin Berkowitz dijo a CBS News que las mujeres dedican más tiempo de lo que deberían apoyadas sobre sus talones en lugar de caminar más cerca del suelo. "No uses tus zapatos fabulosos" cuando vayas a la tienda de comestibles, dijo Berkowitz. Alterna con zapatos planos tan a menudo como sea posible. Esto permite que los ligamentos vulnerables, las articulaciones y los discos de la columna vertebral se recuperen de los golpes repetidos y la tensión. Minimiza el riesgo de futuras calamidades espinales pasando menos tiempo con tacones altos mientras eres joven.

Consejos de zapatos

Consulta a un experto clínico para el diagnóstico y tratamiento de las molestias relacionadas con la columna vertebral si sospechas que han sido causadas ​​por el uso prolongado de tacones altos. Los investigadores aún no se ponen de acuerdo sobre si el uso de tacones altos daña la columna vertebral. Sin embargo, existe una amplia evidencia anecdótica que respalda esta teoría. Y los investigadores concuerdan en que el uso de tacones altos provoca una alineación poco natural de la columna vertebral.

Más galerías de fotos



Escrito por a. scott walton | Traducido por barbara obregon