Las tablas de snowboard de tipo dividida

Una splitboard es exactamente lo que parece: una tabla de snowboard que se divide en dos piezas separadas. La splitboard está diseñada para ayudarte a subir por las montañas más fácil y acceder a las áreas remotas que no serías capaz de llegar tan rápido como en tus botas o con raquetas de nieve. Una vez que llegues a tu destino, conecta las dos piezas y baja haciendo snowboard.

Esquiando cuesta arriba

Cuando tu tabla se divide en dos partes y estás esquiando cuesta arriba, los sujetadores funcionan como telemark o sujetadores de esquí de fondo. Hay un sujetador en cada uno de los esquís, ambos mirando en la misma dirección. Un pasador en la parte frontal de los sujetadores sujetan con abrazaderas abajo en la punta de la bota, pero el talón queda libre para moverse hacia arriba y hacia abajo. Al igual que un esquiador de fondo, cuando esquías cuesta arriba, necesitarás palos para ayudarte a subir. Asegúrate de comprar palos plegables que se puedan meter en una mochila cuando llegas a la cima.

Snowboard cuesta abajo

Para hacer snowboard cuesta abajo de la montaña que has escalado, es necesario conectar los esquís lado a lado para hacer una tabla de snowboard. Hay clips en la punta y la cola de la tabla que se adhieren a los ganchos para unir las dos partes en una sola pieza. Vas a girar los sujetadores y deslizar un pasador a través de la parte frontal de cada sujetador para fijarlos en su lugar. Ahora ya estás listo para sujetarte y disfrutar del terreno inexplorado.

Escogiendo una splitboard

Cuando decidas obtener una splitboard, debes tener en cuenta qué tipo de que tipo de esqui fuera de pista quieres hacer. Si te gusta andar en bajadas fuera de pista y brincos construidos para saltar, es posible que desees una splitboard diferente a si quieres esquivar los árboles por horas. Si eres normalmente un freerider, la splitboard será del mismo tamaño que tu tabla de freeride normal. Para esquiar en una fuerte ventisca, elije una un poco más larga que tu tabla de freeride normal. Si te gusta saltar contra brincos y brincos construidos, consigue una splitboard de unas 5 pulgadas (12,7 cm) más larga que la típica tabla para parque y tubo.

¿Cómo se desempeña?

Cuando las primeras splitboards llegaron al mercado en 1994 por Voile, una compañia de esquí fuera de pista y de snowboard, el rendimiento de descensos dejaba mucho que desear. Conforme la tecnología de snowboard y ski avanzaba, la tecnología de la splitboard avanzó también. Muchos esquiadores fuera de pista encuentran que las splitboards de hoy se sienten tan sólidas como una tabla de snowboard de freeride, incluso cuando se utiliza en condiciones de hielo.

Más galerías de fotos



Escrito por courtney mccaffrey | Traducido por roberto garcia de quevedo