Qué hacer si tu tabla de snowboard se oxida

Si no secas tu tabla de snowboard después de cada uso, seguramente verás un poco de óxido en los bordes. Darle el cuidado regular aumentará el rendimiento de tu tabla y tendrá una vida útil más larga. Puedes enviar tu tabla a una tienda para su mantenimiento, o puedes eliminar el óxido en tu propia casa, por un costo mucho más bajo.

Prevén la oxidación

Lo primero que debes hacer al comprar una nueva tabla de snowboard es tomar todas las precauciones para evitar que se oxide. Seca tu tabla, especialmente los bordes, cuando llegas de las pistas, incluso si vas a volver en una hora o dos. No la dejes afuera en la nieve, en el porche o en la parte superior de tu coche. Todos estos lugares están expuestos a los elementos, y si tu tabla está sobre una pila de agua o de nieve, se va a oxidar.

Remueve el óxido con Gummy Stone (piedra gomosa)

A pesar de las medidas preventivas, la mayoría de las tablas desarrollan óxido superficial con el tiempo. Cuando examinas los extremos de la tabla y ves las manchas de óxido que se forman, la manera más fácil de deshacerse de ellas es con una piedra gomosa o una piedra de diamante. Frota la piedra en los bordes donde el óxido debe ser eliminado. Siempre mueve la piedra de punta a cola con movimientos cortos. Asegúrate de hacer esto en el borde de la base, así como el borde lateral o donde esté oxidada.

Remueve el óxido con lija

Si no tienes acceso a una piedra gomosa o de diamante, o cuentas con menos dinero para comprar una, adquiere un par de hojas de papel de lija de grano fino y mediano en tu ferretería local. Comienza con la lija de grano fino y frótala en los bordes de acero de la tabla. Si el óxido no se deteriora con la lija de grano fino, usa la de grano mediano. Siempre frota el papel de lija en un movimiento de punta a cola con movimientos cortos.

Acondiciona tu tabla para almacenarla

Por mucho que odies hacerlo, en algún momento vas a tener que guardar tu tabla por el fin de la temporada. Ahora que quitaste el óxido por completo, necesitas asegurarte de que la tabla no se oxide nuevamente, mientras se encuentra almacenada. Sécala por completo, desde un extremo al otro. Luego, derrite una capa gruesa de cera de snowboard en los bordes utilizando una plancha, preferiblemente no la de tu madre porque no serás capaz de remover la cera. No raspes los bordes hasta que vuelvas a tomarla para usarla. La gruesa capa de cera evitará que los bordes se oxiden mientras no está en uso.

Más galerías de fotos



Escrito por courtney mccaffrey | Traducido por sofia loffreda