T3 y pérdida de peso

La hormona tiroides regula muchos sistemas corporales, incluyendo el metabolismo. Una hormona tiroidea es la triyodotiroxina, también conocida como T3. Cuando las hormonas tiroideas no están en equilibrio, pueden desarrollarse ciertas condiciones de salud. Cuando las hormonas tiroideas están demasiado bajas, esta condición se llama hipotiroidismo. Los medicamentos para la tiroides para reemplazar a la T3 y T4 pueden aliviar algunos de los síntomas del hipotiroidismo. Para algunos pacientes con hipotiroidismo resulta más fácil perder peso cuando toman dichos medicamentos.

Indicaciones para la T3

Los medicamentos para reemplazar a la T3 sólo se prescriben cuando te diagnostican hipotiroidismo. Los síntomas del hipotiroidismo incluyen fatiga, debilidad muscular, intolerancia al frío, depresión y piel y cabello secos. Otros síntomas incluyen ganancia de peso, estreñimiento, irritabilidad, pérdida de la libido y pérdida de la memoria. Aunque el hipotiroidismo se diagnostica mediante una prueba sanguínea, estos síntomas pueden aparecer antes de que los niveles de la tiroides sean los suficientemente bajos para diagnosticar la condición. El diagnóstico del hipotiroidismo es difícil sin un examen sanguíneo ya que los síntomas son parecidos a los de otras condiciones.

T3 y pérdida de peso

La pérdida de peso es un efecto secundario posible de los medicamentos para la tiroides como la liotironina y la levotiroxina. Puede que no experimentes pérdida de peso con la levotiroxina sola, ya que ésta sólo reemplaza a la T4. Si tus niveles de T3 también están bajos, puedes experimentar más pérdida de peso si añades la liotironina a tus medicamentos. Estos medicamentos sólo pueden ser recetados por un médico. Los medicamentos T3 solos pueden no ser suficientes para causar una pérdida de peso mayor.

Dieta

Si tienes hipotiroidismo, los esfuerzos tradicionales para perder peso como las dietas pueden no ser exitosos a menos que añadas un medicamento T3. El University of Maryland Medical Center recomienda que consumas una dieta bien equilibrada que contenga vegetales, frutas, granos enteros y carne y productos lácteos bajos en grasas. Limita el azúcar y los alimentos fritos. Corta de 500 a 1.000 calorías por día para perder de una a dos libras (450 a 900 g) por semana. Ten cuidado cuando consumas alimentos de soja ya que pueden interferir con el medicamento para la tiroides. Evita alimentos que puedan tener un impacto negativo en los niveles de hormona tiroidea como el brócoli, la col (cabbage), coles de bruselas (brussels sprouts), coliflor (cauliflower), col rizada (kale), espinacas, los nabos, cacahuetes, piñones, el mijo y las hojas de mostaza (mustard green).

Ejercicio

El University of Maryland Medical Center aconseja combinar el ejercicio regular con el medicamento T3 para alcanzar mejores resultados en la pérdida de peso. Ejercítate por al menos 150 minutos a la semana o media hora la mayor parte de los días de la semana. Participa en ejercicio aeróbico de intensidad moderada como caminata, natación y baile. Añade un entrenamiento de resistencia ligero como levantar pesas o pilates dos veces a la semana para construir tono muscular. Los músculos queman más calorías que grasa.

Precauciones

Aunque la T3 puede hacer más fácil perder peso, no debes tomar este medicamento con el único propósito de perder peso. También, debes comenzar despacio con el medicamento y no aumentar la dosis demasiado rápido o exceder la dosis prescrita. Los medicamentos T3 pueden causar efectos secundarios graves incluyendo palpitaciones cardíacas, dolor en el pecho, temblores, agitación y dificultad para respirar.

Más galerías de fotos



Escrito por holly case | Traducido por laura lara