Sustitutos veganos para la leche en polvo

Las alternativas veganas a la leche son tremendamente variadas. Si lo que buscas es leche en polvo —ya sea que desees mantener una reserva a la mano, espesar una receta de pan o añadir cuerpo a un smoothie— tienes varias opciones de las cuales elegir. Cuando lo hagas, estarás evaluando una serie de factores: el contenido nutricional, las características térmicas, su consistencia y su sabor. Cada una tiene diferentes ventajas y puntos fuertes, así que bien podrías decidir despejar un estante de la despensa y comprar todas.

Elige la leche correcta

La leche de soja en polvo reconstituida tiende a cuajar a fuego alto y con la adición de ácidos. Esto se debe a las proteínas naturales de la soja, las mismas proteínas que le dan a la soja su textura y consistencia, las cuales proveen una sensación más cremosa a los alimentos horneados, las salsas y las sopas. A pesar de que no se espesa como la de soja, la leche de arroz en polvo, la cual no tiene sabor y es pobre en proteínas, tiene un sabor más "lácteo". Carece de la dulzura que acompaña a la de soja, así como de su tendencia a cuajar. Sin embargo, es mucho más neutral y, por lo tanto, más flexible para diferentes tipos de recetas . La leche de almendras en polvo (en esencia , un molido extrafino de harina de almendra) es muy similar a la leche de arroz en cuanto a su consistencia y sabor. Sin embargo , la almendra tiene un mejor perfil nutricional en minerales que el arroz. El ligero dulzor natural de las almendras es más adecuado para el curry o los postres que para los platillos salados. La leche de coco en polvo contiene caseína, un derivado de la leche, por lo que es inadecuada para los practicantes de un estilo de vida completamente vegano.

Reconstitución de textura

La leche de vaca en polvo comenzó su "vida" como leche líquida. Fue calentada para evaporar alrededor de la mitad de sus componentes sólidos. Añadir agua de vuelta a la leche en polvo es más fácil que añadir agua a los sustitutos veganos de leche, los cuales suelen ser derivados de molidos superfinos de materia vegetal sólida. Por lo tanto, mientras que la leche en polvo generalmente puede ser mezclada con agua a mano, los sustitutos veganos de leche en polvo se reconstituyen en una licuadora, lo cual evita los grumos. Para reconstituirla a una consistencia cremosa y espesa, añade una cucharada de gránulos emulsificantes de lecitina.

Consejos de almacenamiento

Mientras que la leche de vaca en polvo dura entre dos y 10 años, las versiones veganas son mucho menos longevas. A pesar de que es una excelente idea comprobar el empaque de la marca y el tipo de compra, la mayoría de las leches veganas en polvo son estables en los estantes solamente durante seis meses; en algunos casos, un poco más de un año. Para sacarles el máximo provecho, almacena las leches veganas en polvo en un armario fresco y seco, cuidadosamente protegidas de la humedad.

Usos creativos

El uso "en la etiqueta" para la leche vegana en polvo es clara: reconstituye usando agua helada, en las proporciones indicadas en el envase, y sirve en un vaso. Sin embargo, abundan las indicaciones "fuera de la etiqueta" para los polvos. Licua el polvo en smoothies cremosos, coloca algunas cucharadas en contenedores de porciones individuales con cereal seco para un desayuno de "solo añade agua", sustituye la leche regular y la crema en alimentos horneados, bate una mezcla casera de chocolate caliente y añade una textura aterciopelada a sopas libres de animales.

Más galerías de fotos



Escrito por annette lyn o'neil | Traducido por gerardo núñez noriega