Sustitutos sin gluten para la avena de las galletas de avena

Las galletas de avena sin gluten son una delicia sabrosa y dulce con altos niveles de fibra dietética. Si no tienes avena disponible, o si tu avena está contaminada con gluten, puedes usar un sustituto para las galletas sin gluten. Escoge uno de varios ingredientes, dependiendo de lo que tengas a mano, para usarlo como sustituto de avena en las galletas de avena sin gluten.

Receta básica


Empieza con una placa para galletas.

Precalienta el horno a 350 grados Fahrenheit y forra una placa para horno con papel encerado. Mezcla 3 cucharadas de mantequilla o margarina ablandada, 1/2 taza de azúcar moreno ligero, 1/4 taza de miel, un huevo grande y 1 cucharada de agua en un bol grande. Agrega 1/2 taza de harina sin gluten, como harina de arroz, 1/8 cucharadita de sal, 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio y 1 1/2 tazas de avena o del sustituto. Revuelve los ingredientes secos de la masa y haz 30 bolas de una pulgada. Pon las bolas en una placa de galletas, separadas por lo menos 1/2 pulgada y hornéalas durante 10 a 15 minutos. Transfiere las galletas de avena a una rejilla para enfriar. Si intentas utilizar sustitutos bajos en grasa, prepárate para un proceso de ensayo y error. Usar un sustituto del azúcar puede compensar el equilibrio requerido para las galletas de avena sin gluten.

Sustitutos de la avena


Salvado y granos.

Puedes reemplazar la avena en una receta de galletas de avena con una cantidad igual de lino molido, salvado de arroz, hojuelas de quinua o semillas de chia. El lino molido tiene muy poco sabor y es probable que produzca galletas con un sabor similar al de la receta con avena, con una textura ligeramente más arenosa. El salvado de arroz introduce un tono terroso a las galletas, pero todavía son dulces con una consistencia masticable. Las hojuelas de quinua tienen un sabor ligeramente a nuez que puede realzar la dulzura natural de las galletas de avena y darles una textura similar a la avena. Las semillas de chía tienen un sabor a nuez apenas perceptible y crean una galleta de avena más quebradiza.

Modificar la receta


Masa de galletas y rodillo.

Normalmente, las galletas de avena sin gluten deberían ser ligeramente pegajosas y bien sostenidas. Cuando añades lino molido, salvado de arroz, hojuela de quinua o semillas de chia a una receta de galletas de avena, la pasta puede necesitar un ajuste. Revuelve el ingrediente sustituto y evalúa la masa para las galletas. Si está muy seca, agrega una cucharada de agua a la vez hasta que la masa tenga una mejor consistencia. Si la masa está demasiado húmeda, agrega una cucharada del ingrediente sustituto a la vez para secarla.

Consideraciones


Avena.

Cuando se sustituye un ingrediente de una receta, su valor nutritivo es modificado. Si estás preocupado por las proteínas, calorías, carbohidratos y grasas de la receta, registra la nutrición de cada ingrediente que utilizas. Divide los totales entre 30, o entre todas las galletas que hagas, para conocer los nutrientes en cada una. Algunos ingredientes como la avena, lino molido, salvado de arroz, hojuelas de quinua y semillas de chía, pueden estar contaminados con gluten. Compra kits de pruebas de gluten caseros para asegurarte de que los ingredientes que agregas a las galletas no contengan gluten. Incluso si estás familiarizado con la marca, algunos lotes de granos pueden estar contaminados con gluten. Probar antes de cocinar con el ingrediente te asegura que las galletas sean seguras para las personas con intolerancias y alergias al gluten.

Más galerías de fotos



Escrito por serena styles | Traducido por marcela carniglia