Sustitutos fáciles del germen de trigo

El germen de trigo, el subproducto crujiente de la molienda del trigo integral, es una adición nutritiva a las tortas, panes y otros productos horneados. Sin embargo, si eres un celíaco o deseas evitar el gluten, debes evitar el germen de trigo. No obstante, éste tiene algunos beneficios para la salud. Por ejemplo, es rico en vitaminas del grupo B y contiene alrededor de 15 gramos de fibra por cada 100 gramos, según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés). Los sustituciones fáciles para el germen de trigo deben combinar los beneficios nutricionales con las propiedades de cocción similares.

Salvado de avena

El salvado de avena, que proviene de la cáscara exterior del grano de avena, tiene textura y valores nutricionales similares al germen de trigo. El salvado de avena sin procesar se compone de alrededor del 15% de fibra dietética. También es rico en hierro, proteínas y ácidos grasos omega-3, y contiene importantes nutrientes como el calcio. El salvado contiene también algunas vitaminas del complejo B, como la tiamina, riboflavina y ácido fólico. Para las recetas de repostería, el salvado de avena es un sustituto fácil para el germen de trigo. El grano grueso ofrece una textura crocante suave y funciona bien junto con la harina o el pan rallado.

Semillas de lino

Las semillas de lino contienen más fibra, calcio, hierro y ácidos grasos omega-3 y menos grasa que el germen de trigo. Nutricionalmente hablando, esto hace que la linaza sea una excelente alternativa para el germen de trigo. Cuando se muele o se convierte en harina de lino, también ofrece una consistencia similar. Sin embargo, es posible que la linaza molida sea menos dulce que el germen de trigo. Si estás haciendo pasteles o recetas similares, trata de añadir un poco de azúcar para compensar el sabor.

Salvado de trigo

Si no eres celíaco o no estás tratando de reducir el gluten, el salvado de trigo es una alternativa útil para el germen de trigo. Es muy rico en fibra dietética, con alrededor de 43 gramos por porción de 100 gramos. Esta cantidad también contiene casi el 60% de tu ingesta diaria de hierro recomendada. A pesar de sus beneficios nutricionales, el salvado de trigo es también seco y generalmente tiene un sabor menos atractivo que el salvado de avena. También puede carecer de las propiedades de unión que tiene el germen de trigo o el salvado de avena en una receta de cocina.

Semillas de girasol

Puedes utilizar las semillas de girasol molidas de una manera similar a la del germen de trigo, para añadir textura, proteínas y fibra al pan y otros productos horneados. Las semillas de girasol contienen menos hidratos de carbono que el germen de trigo, pero una cantidad similar de proteínas. También tienen más grasas, que pueden tener un impacto en la consistencia de la masa al hornearlas. Sin embargo, cuentan con un alto contenido en grasas poliinsaturadas, saludables para el corazón.

Más galerías de fotos



Escrito por peter mitchell | Traducido por sofia loffreda