Sustitutos del chocolate amargo para hornear

Los adictos al chocolate pueden alegrarse con el hecho de que un poco de chocolate puede ser bueno, disminuyendo potencialmente el riesgo de enfermedades cardíacas. Hornear manjares de chocolate en casa te permite controlar los ingredientes y darte un gusto de forma más saludable. No obstante, no corras a la tienda ya si no tienes chocolate amargo en tu despensa. Puedes sustituirlo fácilmente por otros ingredientes y aún obtener delicioso productos horneados.

Conexión con el cacao en polvo

Uno de los sustitutos mas comunes del chocolate amargo es una mezcla de 3 cucharadas de cacao en polvo y 1 cucharada de mantequilla fundida por onza de chocolate amargo. Debido a que el caco en polvo es chocolate amargo al que se le quita la mayoría de la mantequilla de cacao, funciona bien como sustituto y puede dar un sabor más fuerte a chocolate, que es por lo que necesitas ligeramente menos cacao que chocolate en las recetas. Aunque podrás estar tentada a no agregar la mantequilla fundida para disminuir la cantidad de grasa, "Fine Cooking" no aconseja esto ya que cambiaría la textura del producto final.

Sustituto de algarroba

Otra alternativa al chocolate amargo es el polvo de algarroba y la mantequilla fundida. Usa este polvo parecido al chocolate como lo harías con el cacao amargo en polvo y en la misma cantidad . Puede que quieras reducir ligeramente el azúcar en tu receta, no obstante, ya que la algarroba es más dulce que el chocolate. Ten en cuenta que los beneficios para la salud del chocolate no son los mismos que los de la algarroba.

Cambia por dulce

Sustituye el chocolate amargo por chocolate semidulce, y luego reduce el azúcar en tu receta a razón de una cucharada por onza. Debido a que el chocolate semidulce no contiene tantos sólidos de cacao como el amargo, tu plato terminado puede no tener tanto sabor a chocolate si haces esta sustitución. Usar chocolate negro en lugar de semidulce intensifica un poco más el sabor, pero aún es conveniente reducir el azúcar en la receta para evitar el exceso de dulce.

Consideraciones sobre la textura

Puede haber diferencias de texturas para los productos horneados hechos con cacao en polvo y mantequilla en lugar de chocolate amargo. Por ejemplo, los brownies hechos con la mezcla de cacao en polvo tienden a ser más blandos y gomosos, mientras que los hechos con chocolate amargo tienden a ser más firmes y untuosos, según lo afirma "Fine Cooking". Esto es porque la mantequilla es blanda a temperatura ambiente, pero la mantequilla de cacao del chocolate sigue siendo firme a esta temperatura.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bruso | Traducido por maria eugenia gonzalez