Sustitutos para el bicarbonato de sodio en las galletas

El bicarbonato de sodio es uno de los ingredientes principales de algunos tipos de galletas dulces y puede ser difícil de reemplazar en la receta. De acuerdo con el University of Nebraska Cooperative Extension Service, no existe un sustituto para el bicarbonato que funcione como equivalente absoluto. En cambio, para utilizar un agente leudante diferente en la preparación, deberás alterar un poco la receta, con el fin de asegurarte de que luzcan y sepan igual. Sin embargo, con un poco de trabajo, el uso de un sustituto del bicarbonato puede ser un éxito.

Objetivo del bicarbonato

El bicarbonato de sodio es un agente leudante que funciona con ingredientes ácidos, para ayudar a que las galletas crezcan cuando se las hornea. Se suele utilizar en las galletas, porque estas contienen ingredientes ácidos, como crema, melaza, jugo de algún cítrico, cacao o azúcar negra. Por ende, los sustitutos no funcionarán para las galletas que dependan principalmente de ingredientes ácidos para obtener su sabor o textura, como las de jengibre o limón. Sin embargo, los sustitutos pueden funcionar mejor con galletas de azúcar, de chips de chocolate o de cualquier otro tipo que tenga una mezcla suave a base de azúcar.

Bicarbonato de potasio

El bicarbonato de potasio se suele utilizar como un sustituto del de sodio en las recetas destinadas a personas que deban limitar su ingesta de sal. Contiene las mismas proteínas leudantes, pero sin sodio. El bicarbonato de potasio no se suele encontrar en tiendas de alimentos. Dado que se suele utilizar como suplemento dietario para personas con presión alta y reflujo, puedes encontrar frascos de este producto en la sección de suplementos de la mayoría de las farmacias. No es necesario que modifiques las cantidades de los ingredientes en la receta de galletas. Si esta indica 1 cucharadita de bicarbonato de sodio, añade, en su lugar, 1 cucharadita de bicarbonato de potasio.

Polvo para hornear

El polvo para hornear se puede utilizar en lugar del bicarbonato de sodio, pero traerá como resultado galletas más altas y menos crocantes. Utiliza polvo para hornear de doble acción como sustituto del bicarbonato si quieres los mejores resultados. El de acción simple puede no tener la potencia suficiente para ayudar a que las galletas crezcan por completo. Reemplaza el bicarbonato con polvo para hornear de doble acción con una relación de 2 cucharaditas de polvo para hornear por cada 1/2 cucharadita de bicarbonato.

Ajustes a la receta

Si utilizarás bicarbonato de potasio en lugar de bicarbonato de sodio, no es necesario que alteres la receta, aunque las galletas pueden saber un poco sosas por la falta de sal. Si ese es el caso, añade 1 cucharadita de sal por cada 2 a 3 cucharaditas de bicarbonato de potasio, para recuperar el sabor. Si estás utilizando polvo para hornear como sustituto, lo mejor es reemplazar el líquido ácido de la receta por uno no ácido. Esto se debe a que el polvo de doble acción tiene su primera reacción leudante cuando entra en contacto con el líquido. El ácido de ciertos líquidos, como la crema, puede afectar esa reacción, lo cual puede evitar que las galletas crezcan. Utiliza una relación de 1 por 1 en el momento de reemplazar los líquidos, y trata de sustituir líquidos no ácidos que tengan propiedades similares a las de los ácidos. Por ejemplo, un buen sustituto para la crema puede ser leche entera. También puedes utilizar agua o leche en reemplazo del jugo de algún cítrico, pero asegúrate de añadir 1 a 2 cucharaditas de ralladura del cítrico a la receta, para no perder el sabor.

Más galerías de fotos



Escrito por katie leigh | Traducido por pilar celano