Sustitutos para el aceite de maní

El aceite de cacahuete contiene grasas monoinsaturadas saludables para el corazón. No tiene grasa trans o colesterol y poca grasa saturada. El aceite de cacahuete es una grasa favorecida para freír en la sartén y dorar por su alto punto de humo y resistencia al daño por calor. El punto de humo del aceite de cacahuete o la temperatura a la que un aceite comienza a romperse, es de 450 grados Fahrenheit (232 grados celsius), según advierte What's Cooking America. Suponiendo que haces alimentos fritos, hay buenos sustitutos del aceite de cacahuete.

Grasas monoinsaturadas

Una serie de aceites que son, como el aceite de cacahuate, principalmente compuestos por grasas monoinsaturadas son generalmente las mejores alternativas. Ellos también tienen altos puntos de humo y se mantienen bien en contra de calor extremo, lo que es ideal para freír. Otros aceites grasos monoinsaturados comunes que se pueden utilizar como un sustituto incluyen aceite de almendras, que tiene un punto de humo de 420 grados F (215 grados C), el aceite de aguacate, con un punto de humo de 520 grados F (271 grados C), el aceite de canola, que tiene un punto de humo de 400 grados F (204 grados C), el aceite de nuez de macadamia, con un punto de humo de 390 grados F (198 grados C), el aceite de salvado de arroz, que tiene un punto de humo de 490 grados F (254 grados C), o aceite de nogal, con un punto de humo de 400 grados F (204 grados C). El aceite de oliva es otra alternativa común, y su punto de humo varía según con cuanta presión el producto en particular fue hecho.

Grasas poliinsaturadas

Los aceites a base de grasas poliinsaturados, derivados de los vegetales, semillas y frutos secos, se pueden cambiar para el aceite de cacahuete. Mientras que puedes utilizar estos aceites para freír o dorar, se prefieren generalmente para saltear y para usos fríos. Esto se debe a que a menudo tienen puntos de humo más bajos y menos resistencia al daño por calor. Dentro de los aceites de cocina comunes que contienen principalmente grasas poliinsaturadas, y que pueden ser sustituidos para el aceite de cacahuete, se incluyen el aceite de maíz, que tiene un punto de humo de 450 grados F (232 grados C); aceite de semilla de algodón, con un punto de humo de 420 grados F (215 grados C); aceite de semilla de uva, que tiene un punto de humo de 392 grados F (200 grados C); aceite de sésamo, con un punto de humo de 410 grados F (210 grados C); aceite de girasol, que tiene un punto de humo de 450 grados F (232 grados C) y aceite vegetal, que es una mezcla de varios aceites de grasas poliinsaturadas. El punto de humo para este último varía dependiendo de su composición.

Grasas saturadas

Algunas grasas saturadas pueden sustituir el aceite de cacahuete. Estas son menos saludables para el corazón, ya que aumentan los niveles de colesterol malo más que ningún otro factor dietético. Estas alternativas se usan más, normalmente en la cocción, pero pueden ser utilizadas en la estufa también, si es necesario. La mantequilla con un punto de humo de 350 grados F (176 grados C), es la grasa saturada más utilizada para freír. La mantequilla clarificada, con un punto de humo más alto que varía en función de la pureza, es una mejor alternativa para el aceite de cacahuete. Otras posibles alternativas de grasas saturadas para el aceite de cacahuete incluyen manteca de cerdo, con un punto de humo de 370 grados F (187 grados C); aceite de palma, que tiene un punto de humo de 446 grados F (230 grados C) y manteca vegetal, con un punto de humo de 360 ​​grados F (182 grados C).

Una nota sobre el almacenamiento de aceite

El aceite de cacahuete y otros aceites monoinsaturados son mucho más resistentes que sus homólogos a base de grasas poliinsaturadas. Si estás cambiando el primero por el segundo en tu cocina, ten en cuenta que tanto el calor como la luz dañan fácilmente las grasas poliinsaturadas. Para maximizar su vida útil, todos los aceites deben ser almacenados en el refrigerador una vez que se abrieron. Sin embargo, esto es particularmente importante para los aceites de grasas poliinsaturadas.

Más galerías de fotos



Escrito por jon mohrman | Traducido por juan ignacio ceviño