Sustituto saludable para la crema de leche

Las recetas para salsas, sopas, postres, helados y salsas con queso como la salsa Alfredo menudo exigen crema de leche, que es alta en calorías y contiene grasas saturadas poco saludables. Si estás tratando de perder peso o de realizar la transición a una dieta saludable para el corazón, debes ingerir 22 gramos de grasa saturada o menos si consumes 2.000 calorías al día. La sustitución de crema de leche con una comida saludable es una buena manera de reducir el exceso de calorías y grasas saturadas.

Nutrición de la crema de leche

Cada cucharada de crema de leche contiene 50 calorías y 5 gramos de grasa, incluyendo 3,5 g de grasa saturada, que puede aumentar el nivel sanguíneo de colesterol, una sustancia cerosa que circula con la sangre. Los niveles altos de colesterol en última instancia, pueden aumentar el riesgo de aterosclerosis y la enfermedad arterial coronaria. No tiene otros nutrientes importantes, por lo que es una fuente de alimento abundante en calorías y pobre en nutrientes. Incluso si la derrochas y pones 1 cucharada en el café, puede haber crema oculta en otras partes de tu dieta. Una rica salsa de crema en el pescado, la salsa Alfredo en la que nadan tus pastas, la sopa de almejas y la crema batida en tu postre, pueden contener cada uno más de 1 cucharada de crema de leche. Esas calorías innecesarias y gramos de grasa pueden aumentar rápidamente si no prestas atención.

Aligera tus bebidas

Las cafeterías ofrecen una variedad de productos de leche para tu café o té. El cambio a 1/4 de taza de leche baja en grasa reduce las calorías hasta 30 por porción y reduce la grasa a menos de 1 g. Si te estás preparando café en casa, puedes poner la mitad de crema de leche sin grasa y la otra mitad con toda la grasa, ya que tiene sólo 20 calorías en 2 cdas. y no contiene grasa.

Postres sin culpa

Una porción media de muchos postres como el helado contiene aproximadamente 1/2 taza de ingredientes lácteos ricos en grasa, como la crema de leche. Si deseas crea tus propios postres, como natillas, helado o panna cotta, y que éstos tengan una consistencia rica y sin grasa, la leche de soja o la leche de almendras son posibles opciones. Media taza de crema de leche tiene 400 calorías y 40 gramos de grasa, mientras que 1/2 taza de crema de leche mitad y mitad, tiene sólo 80 calorías y nada de grasa. Media taza de leche de soja es una alternativa más ligera, con sólo 40 calorías y 2 gramos de grasa, como también lo es la leche de almendras, con 20 calorías y 1,5 gramos de grasa en 1/2 taza.

Una indulgencia más liviana

Algunos postres simplemente no se sienten completos sin crema batida. Sin embargo, la crema batida puede tener hasta 100 calorías y 10 gramos de grasa en una 2 cucharadas. En su lugar, trata con una alternativa de bajo contenido de grasa, que se vende bajo varias marcas, a menudo con sólo 20 calorías y 1 g de grasa, o una sin grasa que puede tener tan sólo 5 calorías en 2 cdas.

Remplazando la crema

La crema de leche mitad y mitad libre de grasa, puede funcionar bien en salsas cremosas o sopas, añadiendo suavidad y sabor sin grasa saturada. Cuando se mezcla en los purés de verduras, la leche sin grasa le da cremosidad sin las calorías de la grasa. Media taza de leche deshidratada sin grasa tiene sólo 100 calorías, y también proporciona el 35 por ciento de la ingesta diaria recomendada de calcio. También puedes reproducir la textura suave y cremosa del puré de verduras con el coliflor cocido para reemplazar la crema por completo. Las carnes tienen pocas calorías y añaden un grosor rico a las salsas cuando se reducen, añadiendo pocas o ninguna caloría de grasa. Por ejemplo, 1 taza de caldo de pollo tiene 25 calorías y puede ser bajo en grasa o sin grasa, dependiendo del producto. Combinar las existencias de vinos también hace a las salsas sabrosas, sin añadir grasa extra.

Más galerías de fotos



Escrito por chef parul desai | Traducido por mariana van der groef