Cómo sustituir la mantequilla por aceite vegetal

Sustituir mantequilla de tu dieta por aceite vegetal es una idea saludable para tu corazón. La mantequilla contiene grasa saturada, que puede aumentar los niveles de colesterol y el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y la diabetes tipo 2, según la Clínica Mayo. Los aceites vegetales, como el de maíz, el de oliva y el de cártamo, contienen grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas, que pueden mejorar los niveles de colesterol y reducir el riesgo de enfermedades del corazón y la diabetes tipo 2. Hacer incluso algunos pocos cambios puede traer grandes recompensas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Aceite vegetal
  • Verduras
  • Asadera
  • Aceite vegetal para rociar
  • Sartén
  • Cortezas de pan
  • Ajo, romero, sal o vinagre balsámico

Instrucciones

  1. Reemplaza la mantequilla con aceite vegetal en cantidades iguales en panes rápidos y magdalenas. Por cada 1/4 taza de mantequilla, usa 4 cucharadas de aceite vegetal o 3 cucharadas de aceite de oliva. El aceite aporta humedad y un delicioso resultado en estos horneados. El aceite no funciona bien en recetas como galletas y pasteles, que piden mantequilla para batirla con azúcar y huevos primero. En este caso, usa mantequilla, aunque podrías agregar una cucharada de aceite vegetal para darle humedad si la masa parece seca. Agrega aceite a los ingredientes líquidos y mezcla bien.

  2. Mezcla verduras, como zanahorias, pimientos, tomates y cebollas, con un poco de aceite y ásalas en una asadera a fuego fuerte. El aceite humedece los vegetales y se endulzan y caramelizan en el horno. Esto es mucho más saludable y sabroso que hacerlos en mantequilla. Prueba a usar aceite de oliva virgen extra, aceites con sabor a ajo o pimiento rojo, o una combinación de aceites para dar un sabor más robusto.

  3. Vierte un poco de aceite vegetal en una sartén o rocíala con él. Salta verduras o carnes con aceite vegetal en lugar de hacerlo con mantequilla. Cubre la sartén con aceite vegetal para cocinar huevos revueltos, panqueques y tostadas francesas.

Más galerías de fotos



Escrito por julie christensen | Traducido por susana lópez millot