¿Puedo sustituir el aceite vegetal por aceite de cártamo?

Tal vez desees sustituir el aceite de cártamo por aceite vegetal por una serie de razones. Quizás en la mitad de una receta, te das cuenta que tu botella de aceite vegetal está casi vacía, pero la botella de aceite de cártamo está llena. O tal vez has escuchado algunos de los beneficios para la salud que pueden provenir del uso de este aceite antiguo, derivado de una flor.

Aceite de cártamo

El aceite de cártamo es un aceite poliinsaturado relacionado con el aceite de girasol y los derivados de la flor de cártamo amarilla, según la University of California Los Angeles. La Ohio State University sugiere que un poco de aceite de cártamo en tu dieta diaria puede mejorar los niveles del colesterol beneficioso, el azúcar en la sangre y la producción de insulina en las personas con diabetes tipo 2. El aceite contiene ácidos grasos poliinsaturados que son buenos para la salud del corazón.

Aceites de cártamo en comidas

Según la autora del libro de cocina Sarah Phillips, el aceite de cártamo tiene propiedades similares a los aceites vegetales, por lo que es una buena opción para la sustitución en una receta que requiera aceite vegetal. El cártamo es un aceite ligero que es bueno para todos los propósitos desde hornear y freír hasta saltear. Puede tener un sabor ligeramente a nuez y soportar altas temperaturas de cocción.

Sustitución

Según MayoClini.com, el aceite de cártamo cae en la categoría más grande de los aceites vegetales, junto con el aceite de maíz, aceite de canola y otros. Puedes utilizar el aceite de cártamo en tu receta en la misma medida que el aceite vegetal.

Dieta balanceada

Aunque el aceite de cártamo puede tener algunos beneficios para la salud, aún se debe limitar la cantidad de grasas en tu dieta. MayoClini.com recomienda consumir no más de 35% de las calorías de las grasas. El resto de la ingesta calórica diaria debería provenir de productos integrales, verduras, frutas y fuentes de proteína magra.

Más galerías de fotos



Escrito por laurel tuohy | Traducido por marcela carniglia