Sustancias químicas en las toallas higiénicas

Las sustancias químicas que están presentes en las toallas higiénicas, tampones y pañales han generado preocupación en todo el mundo. Ésto es producto de las preguntas sobre la seguridad en el uso de muchos productos disponibles en el mercado que se fabricaron utilizando un proceso que utiliza químicos, así como los temas ambientales que tienen relación con el desecho de éstos productos. Debido a los potenciales factores de riesgo, algunas mujeres han optado por usar toallas higiénicas orgánicas como alternativa y otras han decidido usar toallas higiénicas reutilizables.

Dioxina

House Resolution (HR) 890, llamado el Tampon Safety and Research Act of 1999, informó que "La dioxina es un subproducto de los procesos de blanqueamiento con cloro utilizados en la fabricación de productos de papel, incluyendo tampones, las toallas higiénicas, protectores de ropa interior y pañales." Luego, señalaron que los efectos de la dioxina son acumulativos y pueden estar en el cuerpo durante 20 años después de haber estado expuesto. The World Health Organization categoriza a la dioxina como una de "la docena sucia, un grupo de sustancias químicas peligrosas conocidas como contaminantes orgánicos persistentes". La dioxina es un cancerígeno conocido que afecta a los seres humanos. El Environmental Protection Agency (EPA) ha estudiado la dioxina y ha indicado que el mayor problema con ella tiene relación con los alimentos, no con los tampones ni toallas higiénicas. En un estudio que publicó la EPA en el año 2002, afirma que "A pesar de que las dioxinas se encuentran en pequeñas cantidades en los productos sanitarios de celulosa y algodón, la exposición a través de tampones y pañales no contribuye una exposición importante a las dioxinas en Estados Unidos."

Otros productos químicos

Furano, que es un pariente cercano de la dioxina, también se encuentra en productos de papel blanqueados, como toallas sanitarias, pañales y tampones. Un estudio de Corea extrajo los químicos que se encuentran en las toallas higienicas y tampones en todo el mundo. Si bien los resultados variaron en los diferentes productos, se detectaron dioxina octachlorinated (OCDD), hexachlorodibenzofuran (HxCDF) y octa-chlorodibenzofuran (OCDF). Estas son todas las sustancias tóxicas prohibidas. Según HR 890, "Un estudio independiente en 1991 encontró que los tampones comúnmente incluyen uno o más de los siguientes aditivos: compuestos de cloro, potenciadores de la absorción (por ejemplo, agentes tensioactivos como polisorbato-20), fibras naturales y sintéticas (tales como algodón, rayón, poliéster, y poliacrilato) , desodorante y fragancia".

Recomendaciones

Resolución de la Cámara 373 (House Resolution), conocida como la legislación sobre la seguridad del tampón, se introdujo al congreso en enero de 2003 por la congresista Maloney del 14th District of New York. Esta legislación ordena al Instituto de Salud " investigar los riesgos de salud para las mujeres, incluyendo la endometriosis y el cáncer de mama, ovarios y el cuello uterino, por la presencia de dioxina, fibras sintéticas y otros aditivos en los productos femeninos". La Endometrioses Association indica en su informe que, "hasta que la investigación aborde los riesgos, los expertos en salud recomiendan usar toallas higiénicas y tampones sin blanquear y de algodón orgánico (sin aplicadores plásticos)".

Más galerías de fotos



Escrito por lynn farris | Traducido por mariajose mansilla