Supresores naturales de la tos para niños

La tos es una reacción natural que ocurre en el cuerpo que ayuda a despejar la garganta y las vías respiratorias. No es raro que un niño tenga una tos por un virus como un resfriado. La tos puede ser de leve a grave y seca o productiva. Hay una serie de razones por las que tu hijo puede tener tos, y según esta, hay diferentes enfoques para suprimirla.

Tipos de tos

Una tos que suena como un ladrido de una foca se conoce como angina. Por lo general, se inicia en la mitad de la noche y es el resultado de un virus. La tos ferina es causada por bacterias en las vías respiratorias y se presenta con tos sin parar. El sonido ferina ocurre cuando el niño trata de respirar después de un ataque de tos. El asma y las alergias pueden causarla también. Tu hijo puede tener sibilancias si tiene asma. La tos alérgica tiende a ser más pronunciada en la noche. Una tos seca puede indicar bronquitis o una infección respiratoria superior.

Líquidos

Beber líquidos en abundancia ayudará a aliviar la tos. De acuerdo con el sitio web Mother Nature, el Dr. Robert C. Beckerman, profesor de pediatría y fisiología y jefe de la sección de neumología pediátrica de la Escuela de Medicina de la Universidad de Tulane en New Orleans, el jugo, el agua y el caldo son buenas opciones para ayudar a la tos. Los líquidos calientes también son calmantes y cálidos, y los líquidos dulces puede dársele a los niños para eliminar la tos y hacerla más productiva. La miel mezclada con agua caliente es buena para su tratamiento, pero la miel no debe administrarse a niños menores de 2.

Hierbas

La página web de University of Maryland Medical Center dice que la menta puede utilizarse para calmar la tos seca debido a su ingrediente principal, el mentol. Actúa como expectorante, afloja y romper el moco. El eucalyptus, el cual se encuentra en muchas pastillas para la garganta sin receta, también ayudan a aliviar la congestión. Los malvaviscos, el olmo, el regaliz, el gordolobo, la drosera, la ortiga y el tomillo se han utilizado tradicionalmente para tratar la tos, sin embargo, el sitio web advierte que faltan estudios y no hay evidencia científica para probar la eficacia de estas hierbas.

Vapor frío o caliente

Muchos casos de tos se agravan por el aire seco. El sitio web Health Kids sugiere realizar una ducha de agua caliente y sentarse en el baño cerrado con tu hijo durante unos 20 minutos, ya que el vapor puede ayudarlo a respirar más fácilmente. Los humidificadores de vapor frío, así como vaporizadores, también pueden ayudarlo a respirar mejor y suprimir la tos. El Dr. Beckerman advierte contra el uso de un vaporizador, ya que pueden ser caldo de cultivo para el moho y las bacterias.

Consideraciones

Consulta con el pediatra de tu hijo si estás preocupado acerca de la tos de tu hijo. El pediatra podrá diagnosticarle y ofrecerte la mejor forma de tratamiento. Contacta al médico de inmediato si tu hijo tiene problemas para respirar o no puede dejar de toser.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole adams | Traducido por mary gomez