Supresor del apetito para el síndrome metabólico

Se estima que más de un tercio de los estadounidenses mayores de 20 años tienen síndrome metabólico, de acuerdo al Linus Pauling Institute. El síndrome metabólico es conocido por varios nombres, incluyendo síndrome X, síndrome metabólico X y síndrome de resistencia a la insulina. Se refiere a un conjunto de afecciones que incrementan tu riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2. Por lo general es más común a medida que envejeces, pero parece haber un aumento en la incidencia del síndrome metabólico en niños y adolescentes.

Diagnóstico del síndrome metabólico

El síndrome metabólico se diagnostica si al menos tres de las siguientes enfermedades están presentes: obesidad abdominal con una medida de cintura mayor a 40 pulgadas para los hombres y 35 pulgadas para las mujeres, niveles de triglicéridos más altos que 150 mg/dL, niveles bajos de HDL o colesterol bueno, presión arterial mayor a 130/85 mmHg y resistencia a la insulina con niveles de azúcar en sangre mayor a 100 mg/dL en ayunas. La resistencia a la insulina causa que tu cuerpo mantenga un peso corporal mayor al normal, reduce tu tasa metabólica y causa un aumento en el hambre.

Metformina

La metformina es un medicamento prescrito normalmente usado para la diabetes tipo 2. Este medicamento anti-diabético reduce la producción de glucosa en el hígado y disminuye la absorción de dicha sustancia en los intestinos. También incrementa la sensibilidad de las células a la insulina al mejorar la utilización de glucosa para obtener energía y al mantener la cantidad de insulina secretada sin cambios. Al hacer eso, la metformina ayuda a disminuir la resistencia a la insulina así como el aumento de apetito y antojos asociados con esa enfermedad. La dosis normal es de 500 mg dos veces al día.

Cromo

Un estudio en la revista de investigación "Obesity" indica que los medicamentos, la restricción calórica y el ejercicio han sido la regla de oro para tratar la resistencia a la insulina, con un éxito marginal. El estudio indica que una deficiencia dietética del mineral cromo, que juega un papel clave en la metabolización de los carbohidratos, puede ser un factor de riesgo para la diabetes. El estudio muestra que los ratones resistentes a la insulina sometidos al uso de suplementos de cromo tuvieron una disminución significativa en la glucosa de la sangre, lo que lleva a la conclusión de que los suplementos de cromo en uso pudieron haber mejorado la tolerancia a la glucosa y la resistencia a la insulina.

Fentermina y sibutramina

La fentermina y la sibutramina son supresores del apetito prescritos que se mencionan para su uso en el tratamiento del síndrome metabólico en la revista "Circulation" de la American Heart Association. Estos medicamentos no interfieren directamente sobre la resistencia a la insulina y la tolerancia a la glucosa. La fentermina es un noradrenérgico por naturaleza, que libera norepinefrina para suprimir los sistemas de control del apetito del sistema nervioso central. La sibutramina, también conocida como Meridia, afecta a los neurotransmisores responsables de la sensación de saciedad. Ambos medicamentos requieren el monitoreo cuidadoso de un médico, ya que pueden ser adictivos.

Más galerías de fotos



Escrito por carrie cross | Traducido por juliana star