Suplementos de vitamina D y mareos

La vitamina D juega un papel importante en tu cuerpo, ayudando a absorber el calcio en el tracto intestinal. Como resultado, la vitamina D es vital para la salud, el desarrollo y el crecimiento de los huesos. Se la puede encontrar en algunos alimentos y también nuestro propio cuerpo la puede sintetizar naturalmente, si bien esto se vuelve progresivamente más difícil a medida que envejecemos. Los niveles excesivos de vitamina D pueden llevar a una cantidad de complicaciones de la salud y a efectos secundarios, incluyendo mareos.

Ingestión recomendada

La ingestión recomendada de vitamina D es de 600 UI para niños y adultos menores a 70 años. Para los mayores a 70, se recomiendan 800 UI. Como regla general, los adultos de más de 50 años requieren más vitamina D ya que se necesita más calcio para prevenir la osteoporosis. Al ser una vitamina soluble en grasa, la vitamina D se almacena en tu grasa corporal y en tu hígado y si consumes demasiada, puedes sufrir de intoxicación de vitamina D. Los límites superiores de ingestión de esta vitamina son de 1.500 UI para lactantes, 3.500 UI para niños de entre 1 y 8 años y 4.000 UI para los mayores de 9 años.

Demasiada vitamina D

Tu cuerpo no va a generar más vitamina D que la necesaria por la exposición directa al sol. Resulta difícil consumir la cantidad requerida a través de la dieta únicamente, y mucho menos consumir demasiada. Las cantidades excesivas de vitamina D en tu sistema probablemente provengas de complicaciones médicas o de tomar demasiados suplementos. Según el University of Maryland Medical Center, el estrógeno, la isoniacida y la tiacida pueden provocar niveles elevados de vitamina D en tu torrente sanguíneo. Si estás tomando suplementos de vitamina D o cualquiera de estas medicaciones, infórmale a tu médico de antemano para garantizar que no haya posibles complicaciones.

Síntomas de intoxicación con vitamina D

Demasiada vitamina en tu sistema puede conducir a la formación de cálculos renales y a insuficiencia renal. También puede crear depósitos de calcio en tus tejidos blandos, incluyendo órganos vitales como los pulmones y el corazón. Los síntomas de intoxicación con vitamina D incluyen mareos, vómitos, debilidad, náuseas, sed excesiva y pérdida de peso.

Fuentes de vitamina D

Además de los suplementos, puedes encontrar vitamina D en determinados alimentos. Tanto los lácteos como los productos de la soja contienen vitamina D, como el pescado graso como el salmón y el atún. Las ostras la contienen y determinadas leches y cereales vienen fortificadas con ella. La vitamina D también la crea tu cuerpo cuando tu piel se expone directamente a la luz del sol. En este caso, de 10 a 15 minutos de exposición tres veces a la semana como mínimo te proporcionará suficiente vitamina D.

Más galerías de fotos



Escrito por bethany lalonde | Traducido por irene cudich