¿Los suplementos de ajo son seguros para consumir durante el embarazo?

Si estás embarazada, debes tener cuidado con las sustancias que ingieres, incluso si consumes suplementos herbales, como los de ajo. Incluso los suplementos naturales pueden causar problemas a tu salud o la del bebé. Aún no se sabe si los suplementos de ajo son seguros para consumir durante el embarazo, por eso debes consultar con tu médico antes de usarlos.

Por qué consumir ajo

El ajo contiene una serie de sustancias que pueden afectar al cuerpo humano. Una de esas sustancias es la aliina, un compuesto inodoro que contiene azufre, según informa el Centro Médico de la Universidad de Maryland. La aliina se puede convertir en alicina, responsable del aroma del ajo. En ocasiones se utilizan suplementos de ajo para retardar o prevenir problemas cardiovasculares y para estimular el sistema inmunológico. Algunas personas toman estos suplementos para protegerse de infecciones como resfríos, aunque no está demostrado de manera concluyente que esos suplementos sirvan para prevenir infecciones.

Riesgos que genera el ajo

Cuando consumes suplementos de ajo, los productos químicos de este ingrediente ingresa en la sangre y también pueden atravesar la placenta para ingresa en el torrente sanguíneo del bebé. Aunque el ajo se utilizó para interrumpir embarazos, no hay evidencia de que puede generar un aborto involuntario o afectar la salud del bebé de forma negativa, según indica el sitio web Longwood Herbal Task Force.

Usos para la preeclampsia

La preeclampsia ocurre cuando las mujeres embarazadas desarrollan hipertensión arterial. Esta afección puede interferir con el flujo sanguíneo que llega al bebé, y podría resultar en un aborto involuntario. Algunos estudios preliminares indican que los suplementos de ajo pueden prevenir la preeclampsia. Sin embargo, un artículo publicado en 2010 en "Cochrane Collaboration" revisó varios estudios que examinaron los efectos de los suplementos de ajo en la preeclampsia y determinó que no hay evidencias de beneficios por el consumo de suplementos de ajo. Por otro lado, estos estudios no identificaron ningún efecto secundario potencialmente dañino.

Otras preocupaciones de seguridad para la salud

Los suplementos de ajo pueden dificultar la coagulación de la sangre, de modo que resulta en sangre anormalmente poco espesa. Esta situación puede ser peligrosa durante el embarazo, porque puede generar una hemorragia grave, sobre todo si tomas otros medicamentos anticoagulantes. Aunque no hay problemas de salud específicos asociados con el consumo de suplementos de ajo durante el embarazo, el sitio web Drugs.com recomienda que las mujeres embarazadas no los usen. Consulta con tu médico si deseas ingerir ajo durante la gestación.

Más galerías de fotos



Escrito por adam cloe | Traducido por vanesa sedeño