Suplementos recomendados para mujeres atletas

Las mujeres atletas exigen mucho a sus cuerpos sobre una base diaria. Hay muchos suplementos que pueden ayudar a las mujeres a mantenerse saludables durante el entrenamiento duro. Habla con tu médico antes de tomar suplementos nuevos, ya que algunos pueden interactuar con ciertos medicamentos.

Mantente saludable

Las mujeres atletas suelen entrenar durante horas cada semana para prepararse para carreras y competiciones. Mientras que un programa de ejercicio regular puede aumentar la inmunidad, sesiones intensas de entrenamiento superiores a 90 minutos pueden hacer que sean más susceptibles a los gérmenes. Para mantener tu sistema inmune fuerte durante el entrenamiento, aumenta la ingesta de vitamina C, un estimulante inmunológico natural que también ayuda en la recuperación muscular, y considera la suplementación con aminoácidos de cadena ramificada. En un estudio de 2002 realizado en el Institute of Biomedical Sciences (Instituto de Ciencias Biomédicas) y publicado por el National Center for Biotechnology Information (Centro Nacional de Información Biotecnológica), se les dio un suplemento de cadena ramificada de aminoácidos o un placebo a mujeres que participan en triatlón y corredoras de maratón antes de completar un triatlón olímpico o una carrera de 18,6 millas, respectivamente. Las atletas, dado el suplemento de aminoácidos tenían una mayor respuesta inmunitaria después del entrenamiento, que puede traducirse en menos entrenamientos perdidos debido a enfermedades.

Siéntete genial

Las mujeres que se involucran en ejercicio intenso o de larga duración necesitan más hierro dietético que las mujeres menos activas. La ingesta insuficiente de hierro puede causar fatiga, disminución del rendimiento deportivo y el dolor muscular. Un estudio de 2009 publicado en el "American Journal of Clinical Nutrition", evaluó los niveles de hierro de 171 mujeres soldados que entran en la formación básica, el 37 por ciento de los cuales resultaron ser deficientes en hierro. Las mujeres que tomaron un suplemento diario que proporciona 100 mg de hierro a lo largo de las ocho semanas mejoraban su tiempo de prueba de tres kilómetros por un minuto y 50 segundos. Las mujeres muy activas deben aspirar a 18 a 33 mg de hierro por día, ya sea de fuentes de alimentos o suplementos, las atletas vegetarianas consumen casi 33 mg. Para aumentar la absorción de hierro, tómalo con vitamina C.

Sé fuerte

Una de las lesiones más comunes que encuentran las mujeres atletas es la fractura por estrés terrible. Las fracturas por estrés son lesiones por uso excesivo que resultan cuando se forman pequeñas grietas en los huesos, por lo general en las piernas y los pies. Afortunadamente, las mujeres atletas pueden disminuir su riesgo de fracturas por estrés a través del consumo adecuado de calcio. Un estudio de 2007 realizado en la Universidad de Creighton en el transcurso de las ocho semanas, descubrió que las mujeres que se complementan al día con 2000 mg de calcio y 800 mg de vitamina D reducen el riesgo de fracturas por estrés en un 27 por ciento. El calcio se absorbe mejor cuando se toma con vitamina D, y en un máximo de 500 mg por dosis.

Mejora tu rendimiento

Si buscas un impulso para establecer un récord personal en tu próxima carrera, no busques más allá de tu café de la mañana. La cafeína no sólo aumenta la energía, sino que también ayuda al cuerpo a utilizar la grasa en lugar de glucógeno como combustible durante la actividad física. De acuerdo con el Dr. Mark Tarnopolsky, de la Universidad McMaster en Canadá, la cafeína libera el calcio almacenado en los músculos, lo que aumenta la capacidad de los músculos para trabajar más tiempo a un ritmo más rápido. Las mujeres atletas pueden ser especialmente interesados ​​en cafeína por sus efectos que aumentan el metabolismo. Las atletas no deben beber taza tras taza de café para una ventaja de rendimiento: aproximadamente 12 a 16 oz de café o una pastilla típica de cafeína puede ayudar a alcanzar sus metas de la carrera.

Más galerías de fotos



Escrito por danielle desimone | Traducido por ana laura nafarrate