¿Qué suplementos puedes consumir para tratar la inflamación muscular?

Los músculos se pueden inflamar por el uso excesivo o por realizar un entrenamiento demasiado extenuante, pero cuando esta condición es crónica, se puede producir por una afección denominada miositis. La American Academy of Orthopaedic Surgeons describe a la miositis como una afección autoinmune en la que el tejido muscular se inflama de manera crónica. No hay cura para esta afección, pero algunos suplementos pueden aliviar la inflamación. Antes de consumirlos, consulta con tu médico para descartar que tengas alguna lesión más seria y pregúntale al profesional si es seguro que consumas esos suplementos.

Glutamina

Los aminoácidos ayudan a construir proteínas, y la glutamina es uno de ellos; es el aminoácido más abundante en el cuerpo humano, según informa el University of Maryland Medical Center. En general el cuerpo produce cantidades apropiadas de glutamina, pero quizás se requiera una mayor cantidad después de un entrenamiento extenuante o en el caso de que se produzca una lesión. La glutamina se almacena en gran medida en los músculos; ayuda a reducir la inflamación y puede estimular el funcionamiento del sistema inmunológico en atletas, porque el entrenamiento atlético prolongado puede disminuir los niveles generales de este aminoácido. En general se consumen dosis de 500 mg de suplementos de glutamina, entre una y tres veces por día, según afirma el UMMC. Antes de consumir esta sustancia, consulta con tu médico para asegurarte de que sea segura para ti.

Ácidos grasos omega-3

Los ácidos grasos esenciales son sustancias que el cuerpo necesita pero que no puede producir por sí mismo. Estas sustancias están presentes en peces como arenque, salmón y atún, y también en algas, algunas plantas y varios aceites de frutos secos. También hay suplementos de ácidos grasos omega-3, denominados aceite de pescado. Estas sustancias ayudan a reducir la inflamación y pueden reducir el riesgo de desarrollar afecciones como enfermedades cardíacas, colesterol alto, cáncer y artritis. Consulta con tu médico sobre qué cantidad de omega-3 debes consumir para tratar la inflamación muscular. El University of Maryland Medical Center advierte que en general no es seguro consumir más de 3 g por día, a menos que el médico recomiende lo contrario.

Bromelina

La bromelina es un suplemento que se elabora con extracto de piña. Está demostrado que la bromelina actúa como un agente antiinflamatorio, aunque no todos los estudios demostraron efectos significativos. La American Cancer Society afirma que, en relación con el uso de bromelina para tratar lesiones deportivas o dolor muscular, funciona como una posible alternativa a los fármacos antiinflamatorios tradicionales, aunque aún se necesita mayor investigación para realizar una recomendación definitiva. Drugs.com recomienda consumir 40 mg de bromelina, tres a cuatro veces por día. Si estás embarazada, eres alérgico a la piña o consumes antibióticos, consulta con tu médico antes de ingerir suplementos de bromelina.

Cúrcuma

La cúrcuma, un saborizante que en general se usa en platillos de la India, también es una hierba antiinflamatoria. El University of Maryland Medical Center explica que la curcumina, el principal ingrediente activo de la cúrcuma, ayuda a disminuir las cantidades de dos enzimas que causan inflamación, denominadas COX-2 y LOX, y evita que las plaquetas se adhieran entre sí y formen coágulos sanguíneos. El UMMC recomienda el consumo de entre 400 y 600 mg de cápsulas de cúrcuma en polvo estandarizadas tres veces por día. La bromelina puede ayudar al cuerpo a absorber mejor la curcumina, de modo que se pueden combinar ambos suplementos. Consulta con tu médico si la curcumina es un complemento adecuado para ayudarte a tratar la inflamación muscular.

Más galerías de fotos



Escrito por jaime herndon | Traducido por vanesa sedeño