¿Los suplementos de magnesio y calcio afectan la presión arterial?

El calcio y el magnesio actúan como electrolitos, lo que significa que actúan sobre la cantidad de agua en el cuerpo, afectan el pH de la sangre y juegan un papel en la función muscular. El calcio y el magnesio también juegan un papel vital en la contracción y relajación de las células musculares del corazón, lo que los convierte en minerales vitales para la regulación de los latidos del corazón. Debido a estas funciones variadas, los suplementos de calcio y magnesio pueden afectar la presión arterial.

Función del calcio

Una estructura interna conocida como retículo sarcoplásmico libera iones de calcio en la porción líquida de la célula muscular, incluyendo células musculares del corazón y las que recubren los vasos sanguíneos, lo que desencadena la contracción de la célula. Después de la contracción, una bomba del canal de calcio permite que éste retroceda en el retículo sarcoplásmico esperando la siguiente contracción. Debido al impacto del calcio sobre la fuerza de las contracciones de las células musculares del corazón, puede afectar la presión arterial. Además, el impacto del calcio en el equilibrio de los fluidos dentro y fuera de las células, también afecta la presión sanguínea. Aunque el cuerpo necesita mantener la cantidad adecuada de calcio para apoyar estas funciones, el National Institute of Health Office of Dietary Supplements (ODS) informa que los estudios para evaluar el efecto del aumento de la ingesta de calcio sobre la presión arterial mostraron resultados inconsistentes.

Función del magnesio

Al igual que las células del músculo del corazón dependen del calcio para desencadenar la contracción, también dependen del magnesio para la relajación. Después de la contracción muscular, cuando el calcio está en la porción líquida de la célula, las cargas eléctricas producidas por el magnesio propulsan al calcio a través de la bomba del canal de calcio para que entre y salga del retículo sarcoplásmico. Esta acción permite que la célula de músculo se relaje. El mantenimiento de un ritmo cardíaco normal, y por lo tanto una presión arterial normal, requiere un delicado equilibrio de calcio y magnesio. El Linus Pauling Institute informa que los estudios sobre el uso de suplementos de magnesio para tratar la presión arterial alta han producido resultados contradictorios.

Consideraciones

El calcio y el magnesio están disponible en muchos alimentos, pero existen suplementos para quienes están en riesgo de padecer deficiencia de ellos. Debido a que una deficiencia de magnesio puede incrementar el riesgo de desarrollar presión arterial alta, tomar un suplemento de magnesio en forma de óxido de magnesio, gluconato de magnesio y cloruro de magnesio puede ayudar a prevenir su aparición. Muchas personas toman suplementos de calcio para evitar una deficiencia que pudiera conducir a enfermedades crónicas como la osteoporosis. El carbonato de calcio y el citrato de calcio representan las dos formas más comunes de suplementos de calcio. Aunque los estudios sobre los suplementos de calcio han producido resultados variables, cuando se probaron en una población de pacientes con presión arterial alta, redujeron su presión arterial sistólica de 2 a 4 mmHg, de acuerdo con ODS.

Ingesta recomendada

El Institute of Medicine ofrece recomendaciones sobre la cantidad de calcio y magnesio a tomar por día. Si padeces presión arterial alta o te esfuerzas por evitarla, asegúrate de cumplir con las recomendaciones de ingesta diaria. Los adultos entre 19 y 50 años deben consumir 1.000 mg de calcio al día, mientras que los mayores de 51 necesitan 1,200 mg al día. Al tomar suplementos, no tome más de la cantidad máxima recomendada, que es de 2,500 mg diarios. Los hombres adultos necesitan más magnesio que las mujeres, quienes necesitan 420 mg por día, mientras que las mujeres sólo necesitan 320 mg por día.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie chandler | Traducido por sergio mendoza