Suplementos líquidos frente a suplementos sólidos

La mejor fuente de vitaminas y minerales proviene de una dieta sana y equilibrada basada en alimentos sanos y nutritivos. Los suplementos pueden ser útiles como un seguro de que estás recibiendo todos los nutrientes diarios necesarios, pero ten en cuenta que los suplementos no compensan las malas elecciones alimenticias. Los suplementos se requieren con más frecuencia en momentos de estrés o enfermedad. Los suplementos vienen en diversas formas sólidas, incluyendo comprimidos y cápsulas, así como en formulaciones líquidas. Cada forma tiene sus ventajas y desventajas.

Tabletas y cápsulas

La forma más común de los suplementos son las tabletas sólidas. Esto se debe al hecho de que son más estables y por lo general tienen una vida media mayor, señala Elson Haas, MD, en su libro “Staying Healthy with Nutrition”. Su estabilidad viene de los aglutinantes y rellenos que contienen, así como los revestimientos que en ocasiones incluyen. Estos "aditivos" pueden ser indeseables, especialmente si están hechos de levadura u otros alérgenos potenciales. Lee las etiquetas de los suplementos con cuidado. Las cápsulas son generalmente más fáciles de tomar y probablemente mejor digeridas y absorbidas que los comprimidos, indica Haas. Las cápsulas se pueden abrir fácilmente y agregarse a los alimentos.

Suplementos en polvo y líquido

Los suplementos en polvo generalmente se mezclan con zumo o agua, haciéndolos más rápidamente absorbibles. El problema con los suplementos en polvo es que no a todo el mundo le gusta su sabor y no son tan convenientes como las tabletas o cápsulas. Los suplementos líquidos son más a menudo hechos para niños y bebés. Tienen la ventaja de ser más fáciles de tomar y absorber, indica Haas, pero tienen el inconveniente de ser excesivamente teñidos, saborizados y endulzados. En un entorno de atención sanitaria, los suplementos líquidos inyectables también se pueden utilizar.

Quién debe consumir los suplementos

Los suplementos en polvo mezclados con agua o jugo y el suplemento líquido son importantes para las personas que tienen dificultad para tragar las pastillas, o que tienen problemas digestivos. Son mucho más fáciles de tomar que las tabletas o cápsulas y más fácilmente absorbidos y digeridos por el cuerpo, indica Haas. Además, los bebés y algunos niños pueden no ser capaces de tragar las pastillas en absoluto y por lo tanto una preparación líquida puede ser esencial para ellos. Por último, porque la digestión se ralentiza y se vuelve menos eficiente con la edad, las personas de edad, pueden necesitar la naturaleza más digerible y absorbible de los suplementos líquidos.

Alimentos para reflexionar

Si hay que elegir entre gastar dinero en suplementos o gastar dinero en comida, la comida saludable puede ser la mejor opción. Mayo Clinic recomienda comer alimentos enteros saludables para obtener sus vitaminas y minerales, ya que estos alimentos contienen una variedad de nutrientes y fibra. Los alimentos integrales también contienen sustancias protectoras como los antioxidantes, que ayudan a protegerte de enfermedades y dolencias. Por ejemplo, cuando comes una naranja, obtienes la vitamina C, betacaroteno, calcio, fitoquímicos y fibra. Eso le gana una tableta de vitamina C siempre.

Más galerías de fotos



Escrito por seana rossi | Traducido por verónica sánchez fang