Suplementos para la inflamación del cerebro

Las causas de la inflamación del cerebro incluyen infecciones y enfermedades neurodegenerativas y pueden causar síntomas tales como alucinaciones y la pérdida de la conciencia. Algunos suplementos pueden ayudar a proteger contra la inflamación del cerebro. Sin embargo, consulta con tu médico antes de intentar prevenir, tratar o curar cualquier condición cerebral con suplementos.

Semillas de uva

La semilla de la uva puede ser capaz de proteger contra la enfermedad de Alzheimer mediante la reducción de la inflamación en el cerebro. Un estudio publicado en 2009 en la revista "Neurotoxicity Research" encontró que en los modelos de ratones con la enfermedad de Alzheimer, el extracto de semilla de uva condujo a una reducción en la inflamación del cerebro. Además, el extracto de semilla de uva fue bien tolerado por los ratones a lo largo de la suplementación a largo plazo.

Curcumina

La curcumina, un compuesto activo de la especia de cúrcuma especia, puede ayudar a proteger contra la inflamación del cerebro. Un estudio publicado en julio de 2008 en "Neurofarmacología" encontró que la suplementación de la curcumina en ratones redujo la neuroinflamación. Por lo tanto, los investigadores mencionan que la curcumina potencialmente puede prevenir enfermedades neurodegenerativas tal como la enfermedad de Alzheimer.

Fórmula herbal

Una fórmula herbal llamada FBD consta de tres hierbas: Poria cocos, un tipo de hongo; Macrocephala Atractylodes, una hierba medicinal china; y la Angelica sinensis, conocida como el ginseng femenino en la medicina china. En los ratones, estas tres hierbas usadas en la terapia de combinación fueron capaces de reducir la inflamación cerebral inducida clínicamente, según un estudio publicado en junio de 2008 en "Journal of Ethnopharmacology".

L-Arginina

La L-Arginina es un aminoácido, o un componente de la proteína. Este componente puede ayudar a proteger contra la inflamación del cerebro, particularmente la causada por un golpe de calor. Un estudio publicado en febrero de 2008 en "Shock", encontró que la suplementación con L-arginina condujo a una reducción de la inflamación del cerebro, lo cual aumentó la tasa de supervivencia relacionada con el golpe de calor en ratas. La L-arginina se administra por vía intravenosa, 70 minutos después de la exposición a estrés por calor.

Más galerías de fotos



Escrito por danielle hall | Traducido por valeria garcia