Suplementos homeopáticos para estimular las glándulas suprarrenales

Si estás buscando métodos naturales para dar un poco de apoyo a tus glándulas suprarrenales y mejorar tus niveles de energía, tomar remedios homeopáticos puede ser una solución eficaz. Las glándulas suprarrenales son responsables de controlar la respuesta al estrés. A menudo, después de sufrir largas enfermedades crónicas, de exponerse a altos niveles de estrés y/o de realizar un exceso de ejercicio físico, las glándulas suprarrenales pueden agotarse y necesitar de un poco de ayuda. Consulta a un médico homeopático certificado y pregúntale qué tipo de recurso y qué dosis es adecuada para tus necesidades individuales. No te olvides de hablar con el médico antes de combinar remedios homeopáticos con medicamentos recetados.

Arsenicum album

El Arsenicum album proviene del químico llamado trióxido de arsénico, que se diluye hasta obtener dosis seguras que no son tóxicas para los seres humanos. De acuerdo con el Dr. James Balch y con el naturópata Mark Stengler, autores de "Prescriptions for natural cures" ("Recetas de remedios naturales") el Arsenicum album es un remedio útil para estimular las glándulas suprarrenales, especialmente en las personas que sufren de fatiga crónica, ansiedad y depresión. Las personas para quienes este recurso es indicado, suelen presentar temperatura corporal baja, por lo que deben evitar comer alimentos fríos.

Verbena officinalis

El remedio conocido simplemente como verbena, proviene de la planta de verbena officinalis o verbena hastata, que es un ingrediente medicinal utilizado como tónico para el sistema nervioso en la medicina herbolaria occidental. Según la información de Anne McIntyre, autora de "The complete floral healer" ("El libro sanador floral completo") la verbena también se utiliza como remedio homeopático para combatir el agotamiento suprarrenal y nervioso. Este recurso protege a las glándulas suprarrenales en las personas que son propensas a forzarse a sí mismos y a agotar sus propios recursos de energía. La verbena puede promover la calma y la relajación y ayudar a las personas a crear un balance entre su vida y su trabajo y responsabilidades.

Calcarea carbónica

La calcarea carbónica es una variedad de calcio que se emplea en la homeopatía. De todos los remedios con calcio, este es quizá el más utilizado. De acuerdo con el Dr. S. R. Phatak, autor de "Materia medica of homeoopathic medicines" ("La materia médica de la terapia homeopática") la calcarea carbónica se usa para mejorar el desempeño de las glándulas -incluyendo la suprarrenal- y brinda alivio a las personas que sufren de fatiga, tristeza y apatía. Si eres de tez pálida, a menudo tienes frío y sientes cómo si tu cuerpo estuviera húmedo y pesado, entonces la calcarea carbónica puede ser el remedio indicado para ti.

Gelsemium sempirvirans

El Gelsemium sempirvirans es una planta que no se utiliza en la herbolaria debido a su toxicidad, pero puede ser utilizada en la homeopatía, ya que las diluciones son muy suaves y contienen mínimas cantidades de ingredientes activos. Según lo explica el Dr. James Kent, autor del libro "Lectures on homeopathic materia medica" ("Lecciones de homeopatía en materia médica"), el Gelsemium es útil durante el tratamiento de la fatiga crónica. Si sufres de agotamiento suprarrenal, con debilidad muscular, somnolencia, dolor, nerviosismo, falta de sueño y mala circulación periférica, el Gelsemium sempirvirans puede ser la solución que necesitas.

Más galerías de fotos



Escrito por joel le blanc | Traducido por pei pei