¿Los suplementos de hierro pueden causar diarrea?

Los suplementos de hierro pueden producir efectos secundarios gastrointestinales, incluyendo diarrea. Si presentas dolor abdominal u otros síntomas, consulta a tu proveedor de atención médica para asegurarte de que estás tomando la cantidad correcta de hierro para satisfacer tus necesidades nutricionales. La diarrea con sangre, que puede ser una señal de que has tomado demasiado hierro, requiere atención médica inmediata.

Efectos secundarios

El hierro transporta oxígeno a los glóbulos rojos y participa en la producción de energía de tu cuerpo. Si estás en riesgo de deficiencia debido al embarazo, una dieta inadecuada, anemia, un trastorno hemorrágico o alguna otra condición médica, tu médico puede recomendar suplementos de hierro para ayudar a satisfacer tus necesidades de este nutriente esencial. Los efectos secundarios más comunes que afectan al sistema gastrointestinal son diarrea, náuseas, acidez, dolor abdominal y estreñimiento, de acuerdo con University of Maryland Medical Center (Centro Médico de la Universidad de Maryland). Los suplementos de hierro por vía oral pueden causar heces negras, que pueden confundirse con un signo de sangrado gastrointestinal. Son un efecto secundario inofensivo que se produce cuando el cuerpo descompone el hierro en tus suplementos.

Recomendaciones

Debido a los riesgos para la salud de tomar cantidades excesivas de hierro, no debes tomar más de la dosis diaria recomendada, o RDA, sin supervisión médica. Para las mujeres entre las edades de 19 y 50 años, se recomiendan 18 mg por día. Las mujeres embarazadas necesitan 27 mg por día. Las mujeres lactantes mayores de 19 años requieren 9 mg por día. Estos grupos están en riesgo de pérdida de hierro debido a la menstruación y el parto. Los hombres de 19 años o mayores y mujeres mayores de 50 años requieren de 8 mg de hierro al día. Si has sido diagnosticado con anemia u otro problema de salud que requiere suplementos, es posible que necesites más de la dosis diaria recomendada.

Sobrecarga de hierro

Cuando superas los requerimientos nutricionales de hierro, tu cuerpo almacena cantidades excesivas de este elemento en los músculos, la médula ósea, el hígado y el bazo. Tomar suplementos durante un largo período de tiempo puede conducir a la toxicidad por hierro. Los primeros síntomas de esta condición incluyen debilidad, fatiga, dolor abdominal y dolor en las articulaciones. En etapas posteriores, puede causar complicaciones de salud graves, como daños en el corazón y el hígado, la diabetes y la artritis. Para evitar tomar demasiados suplementos de hierro, sigue las recomendaciones de tu proveedor de atención de la salud sobre la cantidad que debes consumir cada día.

Precauciones

El nivel máximo de consumo tolerable de hierro, o la cantidad que mucha gente puede tomar con seguridad cada día, es de 45 mg. Las cantidades excesivas, de 50 a 100 veces la RDA, pueden destruir las células gastrointestinales, causando vómitos y diarrea con sangre. Una sobredosis puede ser fatal. Comer alimentos con los suplementos de hierro puede ayudar a prevenir las náuseas, diarrea y otros efectos secundarios. Sin embargo, tomarlos con productos lácteos, cereales, café o té puede reducir la cantidad de hierro que tu cuerpo absorbe. Si no estás experimentando efectos secundarios gastrointestinales, tómalos con el estómago vacío para asegurar la absorción adecuada, informa MedlinePlus.

Más galerías de fotos



Escrito por anne tourney | Traducido por barbara obregon