Suplementos para las células nerviosas

Las células nerviosas en el cerebro (también llamadas neuronas) llevan a cabo una serie de funciones. Los impulsos nerviosos en el cerebro regulan la memoria, el pensamiento cognitivo, las emociones, el control de procesos corporales tales como el metabolismo y el hambre, así como el movimiento controlado. Estas células nerviosas se basan en una serie de nutrientes y productos químicos para funcionar correctamente, y una serie de deficiencias nutricionales pueden afectar tu cerebro. El consumo de suplementos específicos pueden ayudar a proporcionar a las células del cerebro los nutrientes necesarios para funcionar correctamente.

Ácidos grasos omega 3

Un suplemento que puede resultar beneficioso para la función de las células del cerebro son los ácidos grasos omega-3. Estos suplementos pueden proceder de los aceites de pescado, o puedes consumir ácidos grasos omega-3 de origen vegetal como el aceite de linaza. El University of Maryland Medical Center, explica que estos ácidos grasos promueven la función apropiada del cerebro, y las deficiencias de omega-3 pueden dar lugar a síntomas neurológicos, como la depresión, cambios de humor, y la mala memoria y función cognitiva.

Vitamina B 12

Otro suplemento que promueve el funcionamiento del cerebro y células nerviosas es la vitamina B-12, o cobalamina. El Instituto Linus Pauling de la Oregon State University, explica que la vitamina B-12 ayuda en la formación de la vaina de mielina, una barrera de ácidos grasos y proteínas, que cubre las células nerviosas del cerebro y promueve la función nerviosa. Sin la mielina adecuada, la velocidad a la que el cerebro puede transmitir señales nerviosas disminuye, llevando eventualmente a enfermedades como la esclerosis múltiple.

Vitamina B 6

La vitamina B-6, también llamada piridoxina, es otro suplemento para las células nerviosas en el cerebro. Ayuda en el funcionamiento apropiado del cerebro mediante la promoción de la formación de los productos químicos que las neuronas utilizan para comunicarse, llamados neurotransmisores. En concreto, la vitamina B-6 influye en la producción de neurotransmisores que ayudan a regular el reloj interno del cuerpo, así como tu estado de ánimo, de acuerdo con el University of Maryland Medical Center. Como resultado, las deficiencias en la vitamina B-6 afectan negativamente a las células nerviosas y puede conducir a la pérdida de la memoria a corto plazo o la depresión.

Advertencias en cuanto al uso de suplementos

A pesar de los efectos beneficiosos de algunos suplementos dietéticos en el funcionamiento de las células del cerebro, tomar vitaminas o suplementos dietéticos ocasionalmente puede causar efectos secundarios negativos. Mientras que muchos suplementos pueden reclamar una baja toxicidad en su cuerpo, los productos químicos dentro de los suplementos dietéticos pueden interferir con otros medicamentos. Por ejemplo, suplementos de B-12 pueden afectar a la actividad de algunos antibióticos, así como medicamentos utilizados para tratar la diabetes y el colesterol alto, de acuerdo con el Instituto Linus Pauling. Antes de comenzar a tomar cualquier suplemento dietético, discute la seguridad de los suplementos específicos con tu médico, para evitar los efectos secundarios de la suplementación.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por mariela rebelo